Tech

Estudia un máster para ser ‘hacker’

Los crecientes ataques cibernéticos sufridos por empresas han provocado la necesidad de personal especializado que pueda estudiar y evitar irrupciones en los sistemas, por lo que el ETH de Zurich ofrece un máster para formar a estos especialistas.
14 febrero 2014 18:45 Última actualización 16 febrero 2014 5:0
Usuarios de PC

Usuarios de PC. (Bloomberg/Archivo)

Para los estudiantes de ciberseguridad de la universidad suiza ETH de Zurich, que tiene 150 años de antigüedad, la piratería informática es una parte legítima del plan de estudios.

Los alumnos aprenden a infiltrarse en Internet y las redes móviles en clases sobre “guerra electrónica inalámbrica” y “software malicioso moderno” destinadas a prevenir el uso desleal de la computación. La cantidad de alumnos inscritos en el máster de seguridad de la información de ETH Zurich aumentó a más del triple desde 2009, informó la universidad.

La demanda de especialistas en cibernética crece en tanto las compañías como Deutsche Telekom AG y ABB Ltd. contratan más expertos para reducir los riesgos que corren sus redes y productos. La ciberseguridad se ha convertido en un negocio mundial que mueve 60 mil millones de dólares al año, según PricewaterhouseCoopers LLP, mientras que la preocupación por la piratería informática se ha agudizado por los informes sobre la vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos y el espionaje al teléfono móvil de la canciller alemana Angela Merkel.

“El caso de la NSA fue un llamado de atención pero las empresas también tomaron conciencia de que hay mucha más actividad cibernética delictiva”, dijo en una entrevista Jürgen Kohr, responsable de ciberseguridad de Deutsche Telekom, la mayor compañía telefónica de Alemania. El año pasado de pronto creció la competencia por contratar a las personas indicadas, agregó. “Es un mercado muy, muy reñido”.

Gulp Information Services, subsidiaria de Munich de la agencia de personal holandesa Randstad Holding NV, dijo haber recibido 2 mil 423 pedidos de especialistas en seguridad de tecnología de la información el año pasado, un 54 por ciento más que en 2012 y casi siete veces más que una década antes.


Programas maliciosos


Hace 18 meses, los ataques del virus informático llamado Shamoon contra Saudi Arabian Oil Co., el mayor exportador de crudo del mundo, destruyeron unos 55 mil servidores y discos duros de terminales de trabajo, según informaron funcionarios estadounidenses.

El software que fabrica Siemens AG, la mayor empresa de ingeniería de Europa, y se usa para controlar las plantas de procesamiento de aguas, las redes eléctricas y las fábricas sufrió el ataque de un programa malicioso llamado Stuxnet en 2010. Este estuvo dirigido contra Simatic WinCC, un programa de supervisión que los organismos de infraestructura del mundo y los fabricantes utilizan para adquirir y analizar datos, señaló la compañía en aquel momento.

Stuxnet pudo atravesar los controles, remitir datos a sus creadores y luego destruir los sistemas.

La cantidad de empresas que informan pérdidas por 10 millones de dólares o más como resultado de incidentes de ciberseguridad aumentó 51 por ciento desde 2011, según una encuesta a 9 mil 600 ejecutivos de 115 países llevada a cabo por PwC el año pasado. Aproximadamente el 7 por ciento de los consultados dijo haber sufrido ese tipo de pérdidas.

Sin embargo, aunque la seguridad es una prioridad para los ejecutivos, las compañías a menudo son reacias a hablar de las fallas, dijo Markus Braendle, responsable de ciberseguridad de ABB, el mayor fabricante de transformadores eléctricos del mundo.

“Sabemos que hubo ataques, incidentes, fallas de seguridad, pero no se habla de ellos”, señaló. “Aún es un tema bastante sensible, la gente no quiere compartir sus experiencias y eso hace más difícil defenderse”.