Tech

Este sensor de dos pulgadas predice fallas en una planta completa

Empresas como Cemex ya aplican esta tecnología en México, la cual simplifica el monitoreo de procesos en una planta industrial.
Omar Ortega | Enviado
18 mayo 2017 20:59 Última actualización 19 mayo 2017 4:55
Cada dispositivo cuesta 4 dólares. (Omar Ortega)

Cada dispositivo cuesta 4 dólares. (Omar Ortega)

ORLANDO, FL.- La empresa de consultoría tecnológica Neoris, en alianza con Bluvision, creó un dispositivo que cabe en la palma de la mano pero que puede monitorear la actividad de una planta industrial completa.

Con un costo de 4 dólares, este sensor utiliza el machine learning y la Inteligencia Artificial de SAP Leonardo para predecir fallas mecánicas en el total del mobiliario industrial.

El dispositivo se conecta mediante bluetooth a BluFi, que a su vez va conectado a la energía eléctrica para mantenerlo prendido. Es entonces que mediante las vibraciones, el sensor detecta el comportamiento de la maquinaria y emite en tiempo real alertas cuando se produce una falla o irregularidad.


“Queremos ofrecerle a las empresas toda la información de lo que sucede en sus plantas sin la necesidad de instalar un hardware que ocupe un gran espacio, con pequeños dispositivos, y todo almacenado en una misma pantalla en la que tienes acceso a todo lo que está sucediendo en tiempo real”, explicó a El Financiero Craig Templin, senior bussines manager de Neoris, durante el Sapphire Now 2017.

“Todos los días van y tienen que monitorear en persona todo lo que sucede y es un trabajo mucho más complicado, tardas mucho tiempo, con esto reducimos el margen de error de las operaciones y hacemos mucho menos costosos ese monitoreo en el que se puede tener el control de todas las operaciones desde un solo lugar”, agregó, durante el evento celebrado en Orlando, Florida.

El costo por instalar el software y los dispositivos de Neoris depende de las necesidades de la empresa. Cada dispositivo de Bluevision tiene un costo de 4 dólares.

En México, el Bluvision ya opera con la plataforma de Neoris, para la cementera Cemex, según Craig Templin.