Tech

Este experimento revela que sí existe el amor... por las cosas

Treinta y dos electrodos posicionados en la cabeza de voluntarios midieron la frecuencia cardiaca y notaron un incremento en las respuestas cerebrales de dichas personas cuando veían imágenes de objetos que les interesaban.
Daniel Blanco
14 febrero 2017 20:38 Última actualización 14 febrero 2017 23:13
(Especial)

(Especial)

El amor a primera vista es real, por lo menos el amor por las cosas, así lo reveló un experimento de eBay.

Piel erizada, boca seca, sudoración, alteración de las ondas cerebrales y aumento de ritmo cardiaco, estos fueron algunos de los síntomas que los participantes mostraron al ver imágenes de algunos artículos que les interesan.

Treinta y dos electrodos posicionados en la cabeza, medidores de frecuencia cardiaca, un neurólogo y otros sensores fueron los encargados de revelar que el síndrome de amor a primera vista (APV) por las cosas sí existe.

“En el video de la presentación del (primer) iPhone fue en donde me dijeron que había tenido mayor actividad, yo creo que porque era un tema como de nostalgia, y era un tema de una marca que a mí me gusta”, comentó Charly Pi, video blogger de tecnología, en entrevista con El Financiero.

De acuerdo con Carol Eid, gerente de contenidos y redes de eBay, cuando a Charly le pusieron imágenes de electrónicos, sus palpitaciones se incrementaron.

“Las respuestas cerebrales también se incrementaban drásticamente cuando veían ese objeto que los enamora, también pues cosas que podíamos percibir a primera vista, desde cómo se te abren más los ojos, la sonrisa, cómo el rostro te va cambiando”, mencionó Eid.

“Nuestra sencilla… tesis era que, así como el corazón se expande y contrae, también el cerebro es un órgano plástico capaz de sentir. El estudio y su análisis son concluyentes: encefalogramas y termografías muestran los cerebros de los participantes bajo el síndrome APV: enamorados, a primera vista, de un objeto”, menciona el estudio de eBay.