Tech

Este altavoz inteligente traduce los gritos
a tres idiomas

Panasonic presentó en Japón un megáfono vinculado a la nube que traduce en tiempo real 300 expresiones al inglés, chino y coreano, pensado para policías y personal de transporte y con miras a eventos como los JO de Tokyo 2020.
Bloomberg
29 noviembre 2016 23:12 Última actualización 30 noviembre 2016 4:55
El megáfono está pensado en policías, organizadores de eventos y personal de transporte que debe controlar a multitudes. (Especial)

El megáfono está pensado en policías, organizadores de eventos y personal de transporte que debe controlar a multitudes. (Especial)

La obsesión japonesa por el orden ha alcanzado su culminación con un megáfono inteligente que traduce al chino, inglés y coreano.

Panasonic reveló el aparato (esencialmente un teléfono inteligente acompañado de un altavoz manual), apostando a que la policía, los organizadores de eventos y personal de transporte que buscan controlar multitudes querrán tener en las manos algo que les permita gritar órdenes a un gran grupo de personas.

El megáfono puede traducir 300 expresiones predeterminadas en japonés con sólo apretar un botón. Panasonic apunta a hacer que el megáfono traduzca en tiempo real al vincularlo con un servicio en la nube.

Sale a la venta el 20 de diciembre con un contrato a tres años que costará menos de 180 dólares mensuales y apuntará a aeropuertos, salones de eventos y parques temáticos.

El aparato es parte de una línea de productos para el turismo de Panasonic, que tiene sede en Osaka, incluidos un traductor portátil y cajas registradoras multilingües.

El aparato podría tener éxito: el turismo crece y Tokio se prepara para la llegada de visitantes para las Olimpíadas de 2020. Más de 20 millones de personas han visitado el archipiélago este año, 23 por ciento más que el año pasado, según la Organización Nacional de Turismo de Japón.

La flexibilización de las exigencias para el visado hacen que se pronostique que el número de turistas crecerá a 45 millones anuales para fines de la década.

Un prototipo del altavoz que se exhibe en Tokio muestra su funcionamiento: puede decir, por ejemplo, que no se debe pisar el pasto o que el sushi se agotó en los tres idiomas.