Tech
CIENCIA

Estas bacterias viven en la comida que consumes a diario

Investigadores indican que estos agentes patógenos son los más comunes en los alimentos que comemos cotidianamente y explican que algunas prácticas que se hacen comúnmente no son lo ideal para combatirlos.
Redacción
15 agosto 2017 18:15 Última actualización 15 agosto 2017 20:27
Bacterias. (Especial)

Bacterias. (Especial)

Los alimentos y bebidas que consumimos a diario pueden tener bacterías y estar infectados por organismos que causan enfermedades.

De acuerdo con Francisco Diez González, doctor, docente e investigador en el Departamento de Nutrición y Ciencias de los Alimentos de la Universidad de Minnesota, las estadísticas de salud pública de EU estiman que hay alrededor de 30 agentes microbianos distintos.

Un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indica que los productos de la industria láctea, cárnicos, y avícolas, tienen altos porcentajes de este tipo de contaminación.

Una de ellas es la E.Colli. Esta bacteria está clasificada como la más común de la microbiota intestinal, y es necesaria según expertos para un proceso digestivo correcto. Pero tiene diferentes variantes que sobrepasan la normalidad en el cuerpo provocan enfermedades características del estómago como diarrea.

Otra es la Salmonella, bacteria que se presenta debido al incremento sustancial de la misma en el interior del organismo y que generó en 2013 casi 3.7 mil millones de dólares en pérdidas debido a que hospitalizó a 370 personas hospitalizadas en 2013.

Otra de las recomendaciones que hacen los especialistas es no lavar el pollo crudo. Pese a que es una práctica común en los hogares, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido indica que la bacteria Campylobacter se encuentra presente en la carne de pollo crudo. Al lavarlo, según los expertos, esparce la bacteria a otros instrumentos de cocina o a las manos, lo que crea un ecosistema perfecto para su distribución.

Una de las características que tienen los organismos clasificados como patógenos emergentes es que causan infecciones nuevas que no estaban previamente detectadas, caso más claro el de la influenza H1N1.

Su aparición se puede deber a diversas razones como la distribución de alimentos en diferentes zonas geográficas, la capacidad de los microorganismos para sobrevivir a condiciones extremas y la generación de nuevas cepas de virus.