Esta potencia tecnológica se resiste a tener su propia criptomoneda
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esta potencia tecnológica se resiste a tener su propia criptomoneda

COMPARTIR

···
Tech

Esta potencia tecnológica se resiste a tener su propia criptomoneda

A pesar de tener los mayores avances tecnológicos y ser visto como un país avanzado en la materia, en Japón aún se usa, y mucho, el dinero en efectivo, por lo que su economía está lejos de tener su propia criptomoneda.

Toru Fujioka | Masahiro Hidaka | Bloomberg
30/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El efectivo sigue siendo el rey en Japón, y eso significa que el banco central no ve la necesidad de crear una moneda digital por el momento, según el jefe del FinTech Center del Banco de Japón.

"No estamos en la etapa de considerar emitir una moneda digital, porque no hay demanda", dijo Yuko Kawai, jefa de la división del Banco de Japón, en una entrevista la semana pasada. "Para empezar, ¿realmente necesitamos una moneda digital en el país donde la vida sin efectivo se está desarrollando poco?".

Kawai habla por experiencia: desde que asumió el cargo hace aproximadamente un año, ha tratado de dejar de usar dinero en efectivo en su vida personal. Pero aunque la vida es "mucho más fácil" sin necesitar un cajero automático con tanta frecuencia, hay muchas cosas que aún requieren dinero físico. Si desea dividir el costo de la cena con amigos o pagar un taxi en una zona rural de Japón, dijo, necesita dinero en efectivo.

Ese amor por el efectivo está claro por la cantidad de billetes y monedas que circulan por Japón, que es mayor que en cualquier otra economía importante. El valor de la moneda física en circulación fue equivalente al 20 por ciento de la economía de Japón en 2016, el más alto entre las principales naciones, según un informe del Banco de Pagos Internacionales del año pasado. Suecia tuvo el índice más bajo, con el 1.4 por ciento, y su banco central está considerando emitir una moneda digital.

Billetes y monedas

El crédito, las tarjetas de débito y el dinero electrónico se utilizaron en menos del 20 por ciento de las transacciones en 2015, según un informe de la Asociación de Crédito de Japón. Y como el efectivo se usa tan ampliamente, hay pocos incentivos para que las personas cambien.

"El mayor obstáculo es que a los demás no les resulta inconveniente, por lo que no descargan una aplicación", dijo Kawai, de 53 años. "El efectivo ha estado en demanda hasta ahora y es nuestro cometido ponerlo a disposición", incluso si esto tiene costos para el banco.

La situación podría cambiar a medida que la población se reduzca aún más porque habrá menos demanda de sucursales bancarias y cajeros automáticos, y las generaciones más jóvenes están acostumbradas a utilizar métodos de pago sin efectivo como Line Pay o tarjetas de regalo de Amazon, dijo Kawai.

Aún así, es difícil para bitcoin convertirse en un medio de pago ahora, ya que su tecnología está en desarrollo, agregó. Además, el bitcoin se ha convertido en una mercancía para el comercio especulativo, dijo Kawai.

,
1
 

 

Billetes de mil yenes en Japón. (Bloomberg)
,


Robo en Coincheck

El robo la semana pasada de cerca de 500 millones de dólares en criptomonedas del intercambio con sede en Tokio Coincheck Inc. probablemente aumente la cautela del Banco de Japón sobre el tema.

A pesar de que la compañía ha prometido reembolsar todas las pérdidas, el incidente se suma a una larga lista de robos en los intercambios y monederos de criptomonedas, que se remonta al robo en 2014 de Mt. Gox, también con sede en Tokio.

Kawai declinó hacer comentarios sobre el robo en Coincheck cuando se le preguntó el lunes.

Sus comentarios sobre la postura del Banco de Japón se suman a los comentarios del gobernador Haruhiko Kuroda del año pasado de que el banco central no tiene ningún plan concreto para introducir su propia moneda digital, y parecen indicar que hay pocas posibilidades de que esto cambie en un futuro próximo.

Un gran riesgo de esta postura es que el uso de tecnología financiera podría avanzar en otras naciones, y si Japón no proporciona servicios convenientes para los turistas extranjeros, su gasto podría caer, dijo Kawai. "Si mantenemos la situación actual, el gasto de consumo por parte de los extranjeros disminuirá".

,