Esta firma japonesa quiere llevar comerciales a la Luna
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esta firma japonesa quiere llevar comerciales a la Luna

COMPARTIR

···
Tech

Esta firma japonesa quiere llevar comerciales a la Luna

Ispace recaudó 90 millones de dólares con la promesa de ir al satélite natural de la Tierra y su primer servicio será la publicidad desde el espacio.

Yuji Nakamura y Yiki Furukawa | Bloomberg
14/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las compañías japonesas están planeando poner en marcha la economía lunar al respaldar la misión de una startup local para aterrizar en la Luna para 2020.

Ispace, con sede en Tokio, dijo que recaudó 10 mil 200 millones de yenes (90 millones de dólares) de algunas de las principales empresas del país, incluidas Japan Airlines y la cadena de televisión Tokyo Broadcasting System Holdings. Los fondos se usarán para enviar una nave espacial a la órbita lunar para 2019, y luego anulizar un año después.

Las compañías están desempeñando cada vez un rol más importante en el desarrollo espacial, desde los cohetes de Space Exploration Technologies (SpaceX), de Elon Musk, y la minera de asteroides Planetary Resources. Estas firmas buscan tanto llevar a la humanidad al cosmos como asegurar un retorno para sus accionistas.

Ispace dice que una próspera economía lunar aún está a décadas de distancia, pero está poniendo las ganancias y los proyectos corporativos en el centro de sus misiones en los próximos años.

Los seres humanos no se dirigen a las estrellas para ser pobres”, dijo Takeshi Hakamada, director ejecutivo de Ispace, en un evento de prensa en Tokio. “Es por eso que es crucial crear una economía en el espacio exterior”.

Musk expresó su apoyo al recién anunciado plan de Estados Unidos para volver a la Luna. “Ya es hora de que la humanidad vaya más allá de la Tierra. Debería tener una base lunar por ahora”, escribió en Twitter.

En el caso de Ispace, no todos sus inversionistas son corporaciones privadas. La Innovation Network de Japón, respaldada por el gobierno, es el principal inversor en la ronda con 3 mil 500 millones de yenes, mientras que el Banco de Desarrollo de Japón también invirtió una cantidad no revelada.

Ispace dice que la oportunidad de negocio inicial es principalmente en marketing, al incluir los logos de las empresas en sus naves espaciales y vehículos lunares, y entregar imágenes para ser usadas en publicidad.

Un aterrizaje exitoso también permitirá que la compañía ofrezca lo que llama un “servicio de mapeo de proyección”, un pequeño espectacular en la superficie de la Luna. La startup dice que habrá demanda de las corporaciones que buscan mostrar sus logotipos con la Tierra en segundo plano.

A partir de 2021, Hakamada planea aterrizar vehículos de exploración que buscarán agua. Eso, a su vez, puede convertirse en combustible de hidrógeno y, finalmente, apoyar un asentamiento lunar.

Ispace estima que hay miles de millones de toneladas de agua en la Luna, pero faltan pruebas contundentes. En 2009, los investigadores de la NASA encontraron moléculas asociadas con el agua. Este año, un estudio utilizó datos satelitales para estimar que probablemente existan grandes cantidades de agua debajo de la superficie.

Ispace inició con Lunar Xprize de Google, una competencia patrocinada por Alphabet, matriz de Google, que otorgará 20 millones de dólares a quien pueda aterrizar y conducir una nave espacial en la superficie del asteroide. Establecida en 2007 con una fecha objetivo de 2012 para la primera misión, la fecha límite de la prueba ha sido repetidamente retrasada ya que los participantes han enfrentado desafíos técnicos y financieros.

Hakamada dijo que los objetivos de Ispace son en su mayoría independientes de sus esfuerzos con Team Hakuto, su socio en la competencia de Google. Agregó que ambos proyectos continuarán, pero la reciente ronda de financiación sembrará el desarrollo de un negocio sostenible.

La mayoría de las firmas en la competencia de Google tienen planes similares, incluida la startup Moon Express, con sede en Cabo Cañaveral, que cuenta con el gigante chino Tencent entre sus inversores.

Las compañías japonesas tienen una historia de fascinación con el espacio. En 2014, Otsuka Holdings anunció planes de llevar una lata de su bebida Pocari Sweat a la superficie lunar. En 1990, TBS envió a un periodista en un cohete soviético a la estación espacial Mir.

“Entre las rondas de financiación de la Serie A, ésta es la más grande de Japón y la más grande a nivel mundial para una startup relacionada con el espacio”, dijo Hakamada.

,