Tech

En Barcelona, hasta los botes de basura son inteligentes

En el Congreso Mundial de Móviles se exhiben dispositivos que ofrecen un panorama real de lo que el futuro le depara a las redes, entre ellos, un cesto de basura que avisa a los empleados que están llenos, así como una aplicación para hallar estacionamiento.
Bloomberg
24 febrero 2014 22:6 Última actualización 25 febrero 2014 5:0
(Bloomberg)

Esta iniciativa municipal podría permitir a Barcelona ahorrar 3 mil millones de euros en la próxima década. (Bloomberg)

Los cestos de basura inteligentes con sensores y conexiones inalámbricas que avisan en forma remota a los empleados de limpieza que están llenos son algunos de los dispositivos que se exhiben en la ciudad española donde el lunes se inauguró el Congreso Mundial de Telefonía Móvil.

Manel Sanromà, profesor de matemáticas que en 2011 fue designado director de información de Barcelona, presentará aplicaciones que ofrecen un panorama real de lo que el futuro les deparará a las redes. El municipio también posee una aplicación de telefonía móvil que guía a los visitantes a los espacios de estacionamiento que están libres.

Estos nuevos clientes municipales podrían representar más crecimiento para las empresas móviles del continente como Vodafone Group Plc y Orange SA, que deben hacer frente a economías débiles y la competencia de precios.

En los próximos cinco años, los ingresos provenientes de servicios de “máquina a máquina” como estos llegarán a 44 mil 800 millones de dólares, de acuerdo con un informe publicado el mes pasado por la firma de investigación de telecomunicaciones Ovum.

La cuestión no va a ser vender sensores sino crear datos y conocimiento”, dijo Nishant Shah, analista de Ovum. Las compañías telefónicas analizarán los datos que generen estos dispositivos conectados, como el de que el cesto de basura está lleno, y se los transmitirán a los clientes, cobrándoles un cargo de suscripción.

La iniciativa municipal podría permitir a Barcelona ahorrar 3 mil millones de euros (4 mil 100 millones dólares) en la próxima década, asegura Sanromà. El funcionario implementará medidas de ahorro de energía como vehículos y bicicletas eléctricos y la supervisión de la red eléctrica para que la energía generada tenga mayor aprovechamiento.

“Deberíamos empezar a establecer acuerdos y efectuar recomendaciones entre ciudades e industrias y también con el mundo académico para no volver a inventar la rueda en los distintos lugares del mundo”, expresó Sanromà.

Los asistentes al congreso, que representan a compañías como AT&T Inc. y Telefónica SA, también verán señales codificadas de respuesta rápida en toda la ciudad para brindar información de ubicación a cualquiera que tenga un smartphone. Habrá 8 mil puntos de este tipo para fin de año.

Los dispositivos inteligentes también han sido adaptados en otras ciudades. En Helsinki, el municipio colocó rastreadores GPS en los quitanieves. Los rastreadores, que en un principio se usaban para poder ubicar los equipos, ahora pueden ser utilizados por los ciclistas o quienes hacen footing para encontrar caminos libres de nieve. Los ciudadanos también pueden enviar al municipio fotos de señales de tránsito rotas o de baches a través de un portal de Internet y recibir actualizaciones en vivo sobre las reparaciones a través del sitio web de la ciudad.

“Estos servicios tienen como principal objetivo facilitar la vida de los ciudadanos y de los turistas”, explicó Kari Miskala, responsable del equipo de desarrollo de ICT en la Ciudad de Helsinki, en una entrevista telefónica del 18 de febrero. “Naturalmente, también son útiles para nosotros y reducen las tareas manuales”.