Tech
entrevista
Terry Matthews, empresario e inversionista

El 'Sir' galés que viene a la caza de talento mexicano

Terry Matthews, empresario e inversionista inglés, ha fundado o fondeado más de 100 empresas en cuatro décadas, y ahora viene a la caza de talento mexicano con un fondo que pretende levantar hasta 20 millones de dólares para impulsar startups creadas por universitarios del Valle de México
Alejandra César
11 febrero 2015 19:52 Última actualización 12 febrero 2015 4:55
Terry Matthews

Matthews presume un 90 por ciento de éxito para las empresas que ha fondeado. (Cortesía Wesley Clover)

Lo primero que me dijo Terry Matthews al conocerlo fue “no puedo estar quieto”. Y sí, este hombre de 72 años no para de platicar, de moverse y de crear, tal vez ello explique las 100 empresas que ha fundado o fondeado en las últimas cuatro décadas.

Matthews, el primer multimillonario de Gales, es todo un “Sir”, un Caballero nombrado por la Reina Isabel en 2001, pero en su tarjeta de presentación revela su pragmatismo sin presumir su noble título: Dr. Terence H. Matthews, Chairman de Weley Clover, al frente del cartón, y Dr. Terence H. Matthews, Chairman de Mitel, en el anverso.

Su primera firma, Mitel, que brinda servicios de telecomunicaciones a compañías, la fundó en 1972 con un préstamo de cuatro mil dólares; hoy vale 967 millones de dólares.

Ahora viene a la caza de talento mexicano con un fondo que pretende levantar entre 15 y 20 millones de dólares, de igual número de socios, para cultivar startups creadas y diseñadas por universitarios de los últimos semestres o recién graduados del Valle de México.

“Pero todavía estamos pensando qué nombre le pondremos a este fondo… podría ser Spark… o M-Spark, la M es por México. ¿Qué opinan?”, dice mientras sondea con su equipo… las respuestas quedan divididas. Pero aunque todavía falta bautizarlo, su plan es que de este fondo nazcan entre 20 y 25 empresas en los próximos cinco años.

Estoy aquí para crear nuevas empresas, no soy nuevo para este país; la primera empresa que inicié aquí fue una empresa Mitel (en 1981), la fundé en colaboración con Telmex; fue muy exitosa, manufacturaba productos en Guadalajara con su sede central en el DF. Y he hecho negocios en este país cada año

El ticket promedio por empresa rondará el millón de dólares, con cada compañía se adaptará el esquema de propiedad, pero tras cinco años el fondo busca no quedarse con ellas, sino que ya coticen en bolsa o hayan sido vendidas, según lo que funcione para cada startupero.

Matthews presume un 90 por ciento de éxito para las empresas que ha fondeado, gracias a lo que describe su “receta para el éxito”: darle a los equipos que selecciona la propiedad de la nueva firma, conectarlos con clientes potenciales, apostar por una alta ética de trabajo duro “porque tendrán que luchar” y a la par, guiarlos.

“Y hay muchas formas de guiarlos, te voy a dar una ejemplo, una empresa nueva, de cuatro o cinco personas, vienen a Canadá, se quedan en mi casa (porque tengo una casa muy grande) y los presento con unas 20 empresas, jóvenes empresas, que han vivido lo que ellos están viviendo, así que pueden aconsejarlos sobre qué hacer.

“Es casi como tener un mentor, pero se tratan de personas jóvenes como ellos, que simplemente lo hicieron antes. Entonces saben qué herramientas utilizaron, qué clientes encontraron y normalmente el nuevo equipo hará una gran amistad con alguna de las otras empresas, que será como un hermano mayor. Esa relación hemos visto que funciona”.

Este es un modelo que ya ha probado en Estambul y ahora reproducirá en Indonesia y en México. Mientras explicaba lo que ha hecho en Turquía, Matthews sacó su teléfono y marcó a Ozkan Aykyt, un joven de 24 años, quien fundó hace un año su compañía Pisano, que da soluciones móviles de servicio al cliente.

“Éramos recién graduados cuando conocimos el fondo”, recuerda Ozkan, “estábamos en ese punto en que quieres unir la realidad con tus sueños, y este fondo nos dio la oportunidad de construir nuestro sueño.

“Fuimos a Canadá y fue como un ‘boot camp’ con muchas conferencias y aprendimos de las experiencias de otros; además nos ayudaron a entrar en contacto con clientes, ya que para una startup puede ser muy difícil tener ese primer contacto”.

Al colgar, Sir Matthews recuerda que Ozkan era un chico muy tímido hace un año.

“Él fue muy callado en su entrevista, pero a la vez muy brillante. Y tan pronto la empresa se empezó a formar aprendió muy rápido a comunicarse mejor, y se sentía más fuerte. Es muy interesante cómo cambió en menos de un año”.

Todas las notas TECH
Confesiones de un 'influencer' en Instagram
Esto fue lo más popular del año en Google Play
Este es el plan ‘secreto’ de China para superar a la NASA y conquistar el espacio
Nokia quiere 'volver en el tiempo' con smartphones que usen Android
Libros que 'piensan' para que tú aprendas más
Aquí puedes ver 32 años de desarrollo urbano en 10 segundos
Intel se suma a la carrera de los autos autónomos
Netflix permitirá ver sus contenidos offline
Alumnas de secundaria técnica crean detector de fugas de agua
Este altavoz inteligente traduce los gritos a tres idiomas
Ahora podrás jugar Pac-Man en Facebook
Jugadores de la NFL son medidos 25 veces por segundo
¿Quieres ser astronauta?, tendrías que pensarlo dos veces
Desarrollan en Querétaro aeronave militar con ingeniería mexicana
Tecnologías que se comerán ‘contaminación de Trump’
Inteligencia artificial que puede leer los labios
Zuckerberg hará lo que sea por entrar a China …¿servirá?
Este es el lugar en el que China planea sus futuras exploraciones espaciales
Cinépolis Klic dejó sin primer tiempo del Chivas-América a los usuarios
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
Una solución británica para atrapar ladrones
México puede estar entre los 3 mejores países del mundo: Branson
3 startups mexicanas que Google impulsará hacia Silicon Valley
Dale ‘gracias’ a Trump, tu próximo smartphone costaría más
Microsoft sube a la nube su nueva generación de apps para empresas