Tech

El ‘playboy’ que no es Hugh Hefner

Michael Ross es un hombre del negocio inmobiliario londisense que sostiene una pelea con Huhg Hefner por el nombre de la marca del conejito. 
Bloomberg
20 febrero 2015 16:12 Última actualización 21 febrero 2015 5:0
La subasta será en Londres, Inglaterra.  (Reuters/Archivo).

La subasta será en Londres, Inglaterra. (Reuters/Archivo).

Michael Ross, un promotor inmobiliario de 50 años de edad, dice que ha registrado el sitio web "playboy.london" en su cocina, mientras bromeaba con su esposa y un amigo con unas cuantas botellas de vino.

Seis meses más tarde, él está llevando a Playboy Enterprises Inc. ante los tribunales del Reino Unido para evitar que la empresa de entretenimiento para adultos, fundada por Hugh Hefner, se apodere del dominio.

Los abogados de Playboy se contactaron con Ross el año pasado para decirle que no tiene derecho a usar la marca y en enero ganaron un fallo de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual en Ginebra, que se encarga de las disputas sobre los dominios Web, que decía que debe ser transferido a ellos.

Ross contrató a un abogado y presentó una demanda en Londres el 12 de febrero para evitar que eso suceda. Un playboy es un "hombre de recursos" que persigue una vida de placer, dijo en una entrevista telefónica. "Eso me describe. Estoy radicado en Londres. Creo que tengo tanto derecho a esto como usted".

Más de 500 de los llamados dominios de primer nivel, desde .vodka hasta .ninja, han sido puestos a disposición desde el año pasado por la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en ingles), organización sin fines de lucro. La competencia por palabras populares ha dado lugar a una guerra de ofertas -el dominio .tech se vendió por 6.7 millones de dólares el año pasado, de acuerdo con la ICANN.

Ross dijo que pagó 34.99 libras, uno 54 dólares, a un sitio web llamado 123-reg.co.uk en abril de 2014, y se le informó que él consiguió el dominio en octubre.

La adición de más dominios de primer nivel fuera de .com "conducirá inevitablemente a mayores conflictos respecto a los nombres de dominio", dijo Eric Ramage, abogado de marcas y ex presidente del consejo asesor de política del registro de Internet del Reino Unido, Nominet. "El mero hecho de que una palabra sea una palabra del diccionario no significa que sea libre para que cualquier otra persona la adopte y utilice o para que sea registrada como parte de un nombre de dominio".

MALA FE

El fallo de la OMPI "determinó de manera concluyente que playboy.london fue registrado de mala fe y ordenó que el nombre de dominio sea transferido a Playboy", dijo Ray Yeung, un portavoz con sede en Nueva York para la empresa. "Playboy continuará la aplicación activa para proteger su valiosa marca y la propiedad intelectual asociada".

Para Ross, un ejecutivo de CNM Estates, con sede en Kingston, esto se ha convertido en una cuestión de principios. "Hice esto en la euforia del momento para divertirme un poco", pero la postura agresiva de Playboy lo decidió a "no ceder". Ya no dice ser un playboy aunque admite un pasado "colorido".

Ahora está casado y su esposa está esperando un hijo, para quien dijo quiere mantener el sitio. "Me comporto muy bien ahora". Él está dispuesto a llevar el conflicto hasta el final. "Si uno quiere que sea una cuestión de principios, el tribunal es el lugar para obtener una conclusión".