Tech

El plan de Elon Musk, construir un nuevo
"espacio de internet" 

Musk quiere construir un segundo espacio en internet, pondría en marcha una vasta red de satélites de comunicaciones en órbita terrestre para agilizar el flujo general de datos en internet con alta velocidad, un servicio de bajo costo a las personas que aún tienen poco acceso a la web.
Bloomberg
18 enero 2015 17:5 Última actualización 18 enero 2015 17:19
Etiquetas
Elon Musk


"Nuestra atención se centra en la creación de un sistema global de comunicaciones que sería más grande que cualquier cosa de la que se ha hablado hasta la fecha", dijo Musk. (Bloomberg)

Elon Musk, el co fundador de Tesla Motors, SpaceX, SolarCity, y el Hyperloop, lanzará otro proyecto. Musk quiere construir un segundo espacio en internet para conectar algún día a las personas en Marte a la web.

Musk tendrá un evento de SpaceX en Seattle, donde la empresa está abriendo una nueva oficina. La charla será principalmente sobre los planes de SpaceX para la contratación de ingenieros aeroespaciales y de software en el noroeste del Pacífico para impulsar los esfuerzos de creación de cohetes de la compañía. Pero también usará la charla para anunciar su más reciente idea, lo que pondría en marcha una vasta red de satélites de comunicaciones en órbita terrestre.

La red haría dos cosas: agilizar el flujo general de datos en internet y ofrecer una alta velocidad, para ofrecer servicios de internet de bajo costo a los tres mil millones de personas que aún tienen poco acceso a la web.

"Nuestra atención se centra en la creación de un sistema global de comunicaciones que sería más grande que cualquier cosa de la que se ha hablado hasta la fecha", dijo Musk a Bloomberg Businessweek antes del anuncio.

El emprendimiento “Internet Space”, a la que Musk aún no ha dado un nombre, sería muy ambicioso. Cientos de satélites podrían orbitar alrededor de 750 kilómetros sobre la Tierra, mucho más cerca que los satélites de comunicación tradicionales en órbita geoestacionaria a altitudes de hasta 22 mil kilómetros. Los satélites menores serían para un servicio de internet más rápido, con menos distancia para señales electromagnéticas para viajar. El retraso en los sistemas de satélites actuales hace que aplicaciones como Skype, juegos en línea y otros servicios basados en la nube sean difícil de usar.

"Nuestra atención se centra en la creación de un sistema global de comunicaciones que sería más grande que cualquier cosa que se ha hablado hasta la fecha”, señaló Musk.

En la visión de Musk, los paquetes de datos de internet que van desde, por ejemplo, Los Angeles a Johannesburgo ya no tendrían que pasar por decenas de enrutadores y redes terrestres. En cambio, los paquetes irían al espacio, rebotando de un satélite a otro hasta que llegan al más cercano del lugar de destino, y luego volver a una antena en la tierra.

"La velocidad de la luz es 40 por ciento más rápido en el vacío del espacio de lo que es para la fibra", dice Musk. "El potencial a largo plazo es ser el principal medio de tráfico de internet a larga distancia y para servir a la gente en zonas escasamente pobladas”.

Este proyecto, dice, tendrá su sede en la oficina de Seattle. (Musk aún tiene que determinar la ubicación de la fábrica de los satélites). La oficina se iniciará con unas 60 personas y puede crecer hasta 1000 en tres o cuatro años. Los empleados también trabajarán en los cohetes de SpaceX Falcon, cápsulas Dragón y vehículos adicionales para llevar suministros diversos (y pronto, personas) en el espacio.