Tech
ciencia

El kilogramo ya no será el mismo a partir del 2019

La Conferencia General sobre Pesos y Medidas redefinirá en noviembre de 2018 cuatro unidades científicas básicas: el amperio, el kilogramo, el kelvin y el mol. 
Redacción
03 noviembre 2017 19:23 Última actualización 03 noviembre 2017 19:23
Una esfera de silicio puro se puede usar para definir una unidad de medida conocida como mole. (Natl. Phys. Lab., UK)

Una esfera de silicio puro se puede usar para definir una unidad de medida conocida como mole. (Natl. Phys. Lab., UK)

Las definiciones mejoradas de unidades científicas están en camino. En la revisión más grande del sistema internacional de unidades (SI, por sus siglas en inglés) desde su inicio en 1960, un comité se establece para redefinir cuatro unidades básicas -el amperio, el kilogramo, el kelvin y el topo- usando relaciones con constantes fundamentales, en lugar de abstractas o definiciones arbitrarias.

La Oficina Internacional de Pesas y Medidas está revisando los planes en una reunión cerca de París del 16 al 20 de octubre. Sus recomendaciones irán luego a la Conferencia General sobre Pesas y Medidas, que supervisa el sistema SI, en noviembre de 2018. Los cambios entrarán en vigencia en mayo de 2019, de acuerdo con un reporte de la revista Nature.

El kilogramo se define actualmente como la masa de un trozo de metal en una bóveda en París. Y un experimento imaginario que involucra la fuerza entre dos cables infinitos define el amperio, la unidad de corriente eléctrica.


El topo, mientras tanto, es la cantidad de sustancia en un sistema con tantas entidades elementales como átomos hay en 0.012 kilogramos de carbono-12, mientras que el kelvin se relaciona con la temperatura y presión a la que coexisten agua, hielo y vapor de agua en equilibrio, conocido como el punto triple del agua. En el futuro, estas unidades se calcularán en relación con las constantes; por ejemplo, el amperio se basará en la carga de un electrón.

La redefinición no afectará las mediciones en el día a día de la población, pero permitirá a los científicos que trabajan con el más alto nivel de precisión hacerlo de múltiples maneras, en cualquier lugar o momento y en cualquier escala, sin perder precisión.