Tech

Una tecnología de hace 50 años por fin será ‘cool’ gracias a Apple

El reconocimiento facial nació en los años 60, pero con el nuevo iPhone X se espera que se vuelva una tendencia en la industria móvil.
Olga Kharit | Bloomberg
20 septiembre 2017 23:26 Última actualización 21 septiembre 2017 5:0
reconocimiento facial. (Especial)

reconocimiento facial. (Especial)

Gracias al nuevo iPhone X de Apple, el reconocimiento facial finalmente está a punto de llegar masivamente a los consumidores.

La tecnología desarrollada por primera vez en los años sesenta ha estado relegada a la esfera de las agencias gubernamentales y las empresas de alta seguridad. Pero si sigue el mismo camino que tecnologías anteriores impulsadas por Apple, como los sensores de huellas dactilares, es sólo cuestión de tiempo antes de que empiece a aparecer en los hogares, tiendas y en otros teléfonos.

Si bien no todo el mundo va a comprar el smartphone de alta gama de 999 dólares, las compañías rivales ya están tratando de averiguar cómo pueden incorporar la tecnología en sus ofertas.

Las startups que venden sus propias versiones de reconocimiento facial dicen que han visto una mayor demanda desde el 12 de septiembre, cuando Apple presentó el iPhone X.

“Ahora tenemos un líder como Apple reconociendo que esto tiene sentido”, dijo George Brostoff, director ejecutivo de SensibleVision, una empresa con sede en Cape Coral, Florida, que fabrica software para tabletas y teléfonos inteligentes. “Esto hace que compañías como Motorola, como LG, vengan a tocar la puerta a empresas como la nuestra”.

Como es a menudo el caso, Apple no es el pionero de esta última tecnología que ahora está impulsando. Amazon.com ha solicitado una patente para permitir pagos mediante selfies, similar a un servicio que Mastercard desplegó el año pasado en Europa.

La compañía financiera USAA ha ofrecido reconocimiento facial a través de su aplicación durante varios años. Pero incluso con algunos grandes ​​bateadores detrás de ella, la tecnología parecía estar ganando poco terreno entre los consumidores… hasta ahora.

Apple tiene un historial de tomar tecnologías ya en uso y perfeccionarlas, además de darles un toque ‘cool’ para que puedan dar el salto masivo. Piense en los reproductores de MP3 y el iPod, diversas tabletas y el iPad y, más recientemente, con los lectores de huellas dactilares.

El Face ID de Apple funciona analizando más de 30 mil puntos para crear un mapa de profundidad preciso de la cara del usuario. Una cámara de infrarrojos lee el patrón, captura una imagen y confirma la coincidencia. Apple dice que funciona en la oscuridad, evita fraudes con fotos o máscaras, y sirve incluso en ambientes muy fríos, algo con lo que los lectores biométricos de huellas digitales generalmente tienen dificultades.

El Galaxy Note 8 de Samsung Electronics ya ofrece reconocimiento facial, pero puede ser engañado con una foto, afirmó un desarrollador.

En el pasado, el 'software' también tuvo problemas ante una mala iluminación y con la identificación de personas de color, cuestiones que muchos esperan que Apple haya resuelto.

“Esta es ahora una tecnología de consumo”, dijo Peter Trepp, director general de FaceFirst, con sede en Encino, California, que vende su software de reconocimiento facial a la policía, aeropuertos y ahora minoristas. “Estamos recibiendo muchas llamadas, estamos recibiendo mucho interés. Es evidente que viene de una manera muy grande”.

Explosión de la demanda

A medida que los usos se multipliquen en los próximos tres a cinco años, el reconocimiento facial representará más de la mitad de todas las validaciones de cuentas y autorizaciones para servicios financieros móviles y pagos móviles, según la investigadora Crone Consulting. Hoy en día representa prácticamente nada.

Para la industria detrás de la tecnología, se espera que el mercado se duplique a 6.84 mil millones en 2021 desde los 3.35 mil millones del año pasado, según el investigador MarketsandMarkets.

FaceFirst está trabajando para ayudar a los minoristas a usar el reconocimiento facial para que los consumidores puedan comprar en tiendas físicas con sus teléfonos móviles sin pasar por la caja. Los primeros prototipos llegarán a las tiendas a principios del próximo año.

SensibleVision, por otra parte, dice que le han llovido llamadas de potenciales clientes y compradores. Brostoff, el CEO, dijo que espera vender su empresa dentro de un año.

“Actualmente estamos trabajando o estamos en diálogo con prácticamente todos los fabricantes de teléfonos del mundo”, dijo, “salvo Apple”. 

:
Todas las notas TECH
¿Cómo usar la IA para detectar fraudes? Checa lo que hizo este banco
Puerto Rico quiere ser la 'nueva casa' de Amazon
¿Cuánto cuestan los ataques cibernéticos en México?
Que no 'muera' tu celular, te decimos en dónde corre más riesgo
¿Quieres invertir en la bolsa? Hazlo desde el Messenger de Facebook
¿Twitter discrimina laboralmente a las mujeres? Ella dice que sí
Un pequeño paso para los viajes espaciales, un gran paso para la impresión 3D
En EU los smartphones están 'matando' a la gente y nadie se da cuenta
Lo mejor es 'ir directo al grano' para dar malas noticias
Tu café está en riesgo por el calentamiento global
Tinder 'hace match' con YouTube... y te preparan una historia sobre citas
Alphabet, Facebook y Uber ayudarán a que dreamers se queden en EU
Aún puedes disfrutar de la lluvia de estrellas
Este es el internet más rápido para ver contenidos de Netflix
¿Te gustaría recorrer Marte? Google 'te lleva'
Microsoft capacitará a 150 maestros de secundarias públicas
Ante ciberseguridad, así se presentan ahora los hackers
La marca china que venció a Apple inicia expansión en Occidente
Porteros se entrenan para los penales… con estadísticas
NASA descubre nube 'nociva' con partículas de hielo en luna de Saturno
7 inventores brillantes con menos de 18 años
El proyecto con el que Tesla busca revolucionar la energía renovable
Estos mexicanos le venden mensajes SMS a WhatsApp y Facebook
Varias ciudades de EU pelean por ser la nueva 'casa' de Amazon, pero ¿será buena idea?
Una selfie podrá ayudarte a tener tu próxima tarjeta de crédito