Tech
ciencia

El dibujo que revelaría detección temprana del Parkinson

Un grupo de científicos australianos desarrolló una prueba que consiste en dibujar una espiral en una hoja, que permitiría realizar un diagnóstico temprano y preciso de la enfermedad de Parkinson y el nivel de gravedad del trastorno.
Notimex
07 septiembre 2017 19:25 Última actualización 07 septiembre 2017 20:42
La prueba podría ser utilizada por los médicos generales para examinar a sus pacientes después de la mediana edad. (Especial)

La prueba podría ser utilizada por los médicos generales para examinar a sus pacientes después de la mediana edad. (Especial)

BERNA.- Una simple prueba que implica dibujar una espiral en una hoja de papel permitiría un diagnóstico temprano y preciso de la enfermedad de Parkinson, así como el nivel de gravedad del trastorno, aseguran investigadores australianos.

Se trata de un software diseñado especialmente para medir la velocidad del trazo y la presión de la pluma al hacer el dibujo, características que son más lentas en pacientes con Parkinson ya que la enfermedad afecta el movimiento, provocando temblores y rigidez muscular.

Un grupo de científicos de Melbourne desarrolló el innovador programa tecnológico y posteriormente llevó a cabo un ensayo que involucró a 55 personas, de las cuales 27 tenían Parkinson y 28 no presentaban la enfermedad.

El programa especial tomó medidas durante la prueba de dibujo y fue capaz de distinguir a aquellas personas con la enfermedad, así como la gravedad del trastorno, explican los investigadores en un artículo publicado en la revista Frontiers of Neurology.

“El objetivo fue desarrollar un sistema electrónico asequible y automatizado para el diagnóstico precoz de la enfermedad, que pueda ser fácilmente utilizado por un médico de la comunidad o personal de enfermería”, sostiene el investigador Poonam Zham, quien participó en el estudio.

El software mide la velocidad y la presión con que se realiza el trazo de la espiral y combina ambos datos para brindar un diagnóstico, por lo que podría ser utilizada por los médicos generales para examinar a sus pacientes después de la mediana edad y controlar el efecto de los tratamientos.

Las pruebas sin embargo no fueron aún capaces de medir con precisión la evolución de la condición de un individuo, lo cual es esencial para desarrollar nuevos y mejores tratamientos para el Parkinson, pero sería un 'trampolín' para mejorar las pruebas clínicas.