Tech

Se reduce el agujero de la capa de ozono a su mínimo nivel en 29 años

Temperaturas más cálidas han ayudado a disminuir el tamaño del agujero en la capa de zono, que en septiembre, alcanzó su punto más alto cubriendo un área aproximadamente dos veces y media mayor que Estados Unidos.
Redacción
02 noviembre 2017 17:42 Última actualización 02 noviembre 2017 19:19
Según la NASA, el agujero de ozono alcanzó su punto más alto el 11 de septiembre. (NASA)

Según la NASA, el agujero de ozono alcanzó su punto más alto el 11 de septiembre. (NASA)

El agujero en la capa de ozono registró su menor tamaño desde 1988, después de que el 11 de septiembre alcanzara su punto máximo, de acuerdo con los resultados más recientes del monitoreo que realizan científicos de la NASA y la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).

"El agujero de ozono en la Antártida fue excepcionalmente débil este año. Esto es lo que esperaríamos ver dadas las condiciones climáticas en la estratosfera antártica", dijo Paul A. Newman, científico en jefe de Ciencias de la Tierra en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Según la NASA, el agujero de ozono alcanzó su punto más alto el 11 de septiembre, cubriendo un área de 7.6 millones de millas cuadradas (19.6 millones de kilómetros cuadrados), que equivalen a un área aproximadamente dos veces y media mayor que la de Estados Unidos, aunque luego disminuyó durante el resto de septiembre y octubre.

En promedio, el área máxima observada desde 1991 ha sido de aproximadamente de 10 millones de millas cuadradas.

El científico de la NASA, Paul Newman, aseveró que las condiciones tempestuosas en la atmósfera superior calentaron el aire e impidieron que los químicos cloro y bromo consumieran el ozono.

“Esto ayudó a minimizar la formación de nubes estratosféricas polares en la estratosfera inferior. La formación y persistencia de estas nubes conducen a catalizar las reacciones del cloro y bromo que destruyen el ozono”, indicó la NASA en su página de internet.

Newman dijo que se trata de buenas noticias, y añadió que la caída de este año es natural, pero que es parte de una tendencia de pequeñas mejoras continuas probablemente causadas por la prohibición de sustancias químicas que afectan la capa de ozono en un acuerdo internacional de 1987.


El ozono es una combinación de tres átomos de oxígeno. En la atmósfera, el ozono protege a la Tierra de rayos ultravioleta que producen cáncer de piel, daños en los cultivos y otros problemas.

En 1985 se detectó por primera vez el agujero en el ozono. Él agujero se forma en el hemisferio sur todos los años en septiembre, ya que los rayos del sol catalizan reacciones del cloro y el bromo, químicos creados por el hombre. Estas reacciones destruyen las moléculas del ozono.

En 2016, las temperaturas estratosféricas más cálidas también limitaron el crecimiento del agujero de ozono. Ese año, el agujero de ozono alcanzó un máximo de 8.9 millones de millas cuadradas, 2 millones de millas cuadradas menos que en 2015.

Aunque las condiciones atmosféricas estratosféricas más cálidas que el promedio han reducido el agotamiento del ozono durante los últimos dos años, el área actual del agujero de ozono sigue siendo grande porque los niveles de sustancias que agotan el ozono como el cloro y el bromo permanecen lo suficientemente altas como para producir una pérdida significativa de ozono.