Tech

Drones repartidores tendrán que esperar por regulaciones en EU

Los planes que tienen firmas como Amazon, Google y Alibaba para usar drones en sus actividades comerciales tendrán que esperar, pues el gobierno estadounidense aún está lejos de mostrar una total apertura. 
Bloomberg
16 febrero 2015 11:35 Última actualización 16 febrero 2015 11:50
Además de los drones podrían ser utilizados satélites. (Bloomberg)

Además de los drones podrían ser utilizados satélites. (Bloomberg)

Mejor esperen sentados a que un dron entregue su pedido de Amazon.com o la pizza de pepperoni de su pizzería favorita.

El primer intento del gobierno estadounidense de dar amplia aprobación al uso de pequeñas aeronaves no tripuladas podría cambiar cómo se realizan algunas actividades comerciales cotidianas, por ejemplo la inspección de puentes. Y podría generar por lo menos 100 millones de dólares en beneficios económicos, según un análisis del gobierno del presidente Barack Obama.

Lo que no va a autorizar es el tipo de vuelos autónomos que prevén las compañías como Amazon.com, Google y Alibaba Group Holding. Al menos no todavía. Incluso los primeros usos deberán esperar dos años como mínimo.

“Esta de ningún modo es la última palabra”, les dijo Michael Huerta, titular de la Administración Federal de la Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), a los periodistas en una llamada en conferencia que tuvo lugar el domingo desde Washington.

Por el momento, la FAA ha llegado a la conclusión de que los pequeños drones de alquiler deben volar a la vista de un operador y lejos de la gente por razones de seguridad.

Esas restricciones no sólo impedirán que Prime Air de Amazon haga entregas por medio de drones sino que también podrían limitar otros usos que esperaban las compañías, como inspecciones de caños de largo alcance y fotografía periodística de acontecimientos públicos, según Patrick Egan, editor del sitio web de información suasnews.com, que participó en la comisión de la industria que asesoró a la FAA sobre la propuesta de la norma.

“Es bastante restrictiva, pero necesitamos abrir la puerta en algún punto”, dijo Egan en una entrevista.