Tech

Desempolvan el origen del ciberespionaje y sus
-todavía activos- códigos

En 2014, Kaspersky Lab descubrió que en un hackeo a una compañía suiza realizado por un grupo ruso, éste empleó una herramienta también usada por Moonlight Maze, considerada como la primer Amenaza Persistente Avanzada.
Daniel Blanco
12 abril 2017 18:58 Última actualización 12 abril 2017 18:58
ciberespionaje

(Especial)

En 1996, cuando el internet estaba dando sus primeros pasos, el ciberespionaje ya estaba echando raíces.

De ese año a finales del siglo XX, Moonlight Maze, la primera Amenaza Persistente Avanzada (APT) por sus siglas en inglés) de la que se tienen registros, robó documentos e información sensible del Pentágono, la NASA y el Departamento de Energía de EU, que si se hubieran imprimido, representarían el triple de la altura del Monumento de Washington, de 169 metros.

Turla, un grupo de ciberatacantes rusos activos desde 2006 o 2007 conocido por hackear y secuestrar conexiones satelitales y plantar código malicioso en sitios gubernamentales, entre otras cosas, usó una 'puerta trasera' (herramienta para obtener acceso a un sistema) en 2011 y posiblemente en 2017 para desviar información de las redes de victimarios; después de un análisis resultó ser la puerta llamada Loki2, la misma que Moonlight Maze empleó en algunos ataques.

En 2014, Kaspersky Lab anunció el descubrimiento de Penquin Turla, una puerta trasera en Linux usada por Turla en un ataque a la empresa de tecnología suiza RUAG, y para sorpresa, en el código de esta amenaza estaba presente la Loki2. Tras el análisis, se demostró que las muestras de Penquin Turla utilizan código creado entre 1999 y 2004.

El diseñador de esta puerta desempolvó algunos de los códigos de Moonlight Maze para usarlos en nuevos ataques, por lo que se cree que éste, tras su hipotética evolución con Turla, sería una de las campañas de ciberespionaje más antiguas que aún permanecen activas.

“El lugar de Moonlight Maze en la historia está absolutamente fijo, justificado, pero lo difícil es que se tiene una mentalidad, por lo menos en las agencias de inteligencia en las agencias de seguridad, de que no necesariamente hay un interés público a que estas herramientas se lleguen a entender”, dijo Juan Andrés Guerrero-Saade, investigador senior de Seguridad del Equipo de Investigación y Análisis Global de Kaspersky Lab.


DETECTANDO LA AMENAZA
Los operadores de Moonlight Maze, en las fases finales de su campaña, hackearon una computadora en el Reino Unido; en ese punto varias agencias de seguridad ya estaban detrás de ellos; la policía de Londres, en colaboración con el FBI, hicieron que el servidor (conocido como HRTest) grabara seis meses todos los movimientos de los hackers.

En una travesía que duró casi un año, Juan Andrés Guerrero-Saade y Costin Raiu de Kaspersky Lab, y Thomas Rid y Danny Moore, especialistas del Kings College de Londres, localizaron a David Hedges, un consultor de TI, quien todavía tenía el servidor HRTest -hackeado por Moonlight Maze- y que les fue compartido para su análisis.

Este servidor, que había sido utilizado para lanzar ataques contra Estados Unidos, le fue entregado a Rid, quien junto con los especialistas de Kaspersky y su colega del Kings College, procedieron al análisis de las muestras.

“Ha sido una investigación verdaderamente profunda, ha sido difícil conseguir hasta la información más básica, y ver lo que vimos; los artefactos que observamos fue enteramente suerte, fue una bendición completa encontrar una persona que haya pasado 20 años sentada con las evidencias que necesitamos para tener”.

“Yo creo que en los próximos 20 años nos vamos a preguntar cómo empezó el ciberespionaje, cómo empezaron a haber ataques cibernéticos, y la verdad sin este tipo de investigaciones no va existir un libro de historia, porque no van a haber los detalles correctos, entonces eso fue en gran parte la motivación antes de saber que íbamos a encontrar algo”, concluyó Saade-Guerrero.

Todas las notas TECH
¿Por qué las ballenas crecieron tanto? Esto dicen los científicos
Apple trabaja en un chip que alimente Inteligencia Artificial a dispositivos
La odisea ciclista de Branson en Italia
Él es el mexicano que Zuckerberg destacó en Harvard y ésta es la razón
Millonario quiere dar la vuelta al mundo con avión solar ¡y sin escalas!
'The next big thing' para Samsung: fármacos hechos con células
Slim quiere reemplazar los taxis de la CDMX por coches eléctricos
Ciclones se agitan en los polos de Júpiter
Google, el nuevo desafío para los reclutadores de Europa
Amazon abre su primera librería en Nueva York
Crece el miedo a otro WannaCry
Autoridades piden acceso a mensajes cifrados de redes sociales por terrorismo
Waze quiere que compartas tu auto
Microsoft asegura que esta es la pluma digital más precisa del mercado
Este robot mexicano busca hacer las tareas del campo más sencillas
Xbox tendrá su 'Netflix' de videojuegos
Google quiere ayudar a crear estrategias de marketing inteligentes
Microsoft desarrolló edición más segura de Windows 10 pero... es para China
Axtel impulsará a estos seis emprendedores (y dos son mexicanos)
Jeff Bezos dona un millón de dólares a ONG de defensa de la prensa
4 apps para viajar por el mundo... sin temor
¿Por qué las empresas de servicio al cliente no sobrevivirán sin IA?
Google quiere alcanzar a Amazon para ‘platicar’ contigo
Uber admite que pagó menos a conductores en NY; los compensará con 900 dls
Requisitos para prestar servicio de Uber son constitucionales: SCJN