Tech

Desarrollo de apps, un desafío para las empresas: especialista

De acuerdo con la firma de software Micro Focus, las aplicaciones móviles son cada vez más populares, aunque su desarrollo tiene grandes retos, que van desde la seguridad hasta el hecho de convencer a los usuarios ante una enorme cantidad de ofertas. 
Redacción
08 abril 2015 11:9 Última actualización 08 abril 2015 11:9
 [Bloomberg] Las ventas de celulares en el mundo cayeron 1.75%, a 1,700 millones de unidades en 2012.

[Bloomberg] Las ventas de celulares en el mundo cayeron 1.75%, a 1,700 millones de unidades en 2012.

Las aplicaciones son un facilitador y una herramienta que cada vez se vuelve más indispensable que las empresas la proporcionen a sus clientes; sin embargo, su desarrollo puede representar un desafío.

“Los clientes quieren utilizar su smartphone o tablet para sus transacciones y las empresas se ven obligadas a adaptar sus funciones de negocio a este entorno. Una tarea que requiere tiempo, esfuerzo y dinero y que no siempre ofrece los resultados esperados”, comenta Ricardo Montes, director de marketing de Micro Focus para Latinoamérica.

De acuerdo con el ejecutivo de la firma global de software de infraestructura empresarial, los dispositivos móviles no sólo han transformado la forma en que las personas se comunican entre sí, sino que también han cambiado por completo la forma en que las empresas pueden llegar a sus clientes.

Montes añade que las empresas que ya han logrado adaptarse a este tipo de nuevas plataformas han visto beneficios como la reducción de los costos, el aumento de los ingresos, la mejora de la satisfacción del cliente, entre otros.

Pero añade que a pesar de sus beneficios, el efecto multiplicador móvil está generando una enorme presión desde la dirección de las diferentes áreas de negocio a los equipos de desarrollo e implementación tradicionales, que ahora deben ser capaces de asegurar una experiencia de usuario excepcional como elemento esencial para comprometer al usuario con estas nuevas aplicaciones.

Montes apunta que las firmas al crear sus aplicaciones tienen que asegurar su despliegue consistente en múltiples configuraciones de dispositivos, plataformas y navegadores, “de lo contrario pueden comprometer su reputación y perder clientes".

Ante esto, el especialista recomienda que antes de lanzar la aplicación hay que asegurar que proporcionen un buen nivel de rendimiento y la capacidad de respuesta es la dimensión crítica de la experiencia del usuario.

"Si los niveles de rendimiento son pobres y una aplicación no responde, los usuarios buscan rápidamente una alternativa. La competencia es feroz y los usuarios descartan fácilmente una marca y su lealtad si acceder a ella es una tarea tediosa", agrega Montes.