Tech

Corte de EU determina que Apple conspiró para fijar precios de libros electrónicos

Acusada de conspirar con editoriales para fijar precios de libros electrónicos, Apple deberá pagar 450 millones de dólares como parte de un acuerdo relacionado con una demanda colectiva de consumidores.
Reuters
30 junio 2015 12:7 Última actualización 30 junio 2015 12:7
Apple y Google recientemente fortalecieron el cifrado en sus dispositivos móviles para mejorar la seguridad. (AP)

Apple y Google recientemente fortalecieron el cifrado en sus dispositivos móviles para mejorar la seguridad. (AP)

Una dividida corte federal de apelaciones estadounidenses dijo que Apple conspiró con cinco editoriales para subir los precios de los libros electrónicos, en una victoria para el Departamento de Justicia.

Por dos votos a uno, el Segundo Juzgado de Apelaciones dio la razón a una corte inferior y determinó que la trama violó la ley federal antimonopolio, y que el juez actuó de forma apropiada al imponer una orden para impedir una recurrencia.

En los argumentos de la mayoría, la juez Debra Ann Livingston afirmó que "Apple halló un camino fácil para abrir su iBookstore", mientras se aseguraba que los precios del mercado subían al nivel que querían Apple y los editores.

La sentencia mantiene no solo la responsabilidad civil de Apple, sino también los términos del mandato que limita sus acuerdos con las editoriales.

La decisión significa también que Apple deberá pagar 450 millones de dólares como parte de un acuerdo relacionado con 33 fiscales generales y abogados por una demanda colectiva de consumidores.

Ni Apple ni el Departamento de Justicia, que llevó a juicio la demanda civil, respondieron de forma inmediata a las peticiones para comentar la situación.

La apelación llegó tras la decisión en 2013 de la juez Denise Cote en Manhattan, que halló que Apple jugó un "papel central" en una conspiración con editores para eliminar la competencia de precios en el comercio minorista y subir los de los libros electrónicos.

El Departamento de Justicia dijo que la trama hizo que algunos precios de libros electrónicos subieran a 12.99 o 14.99 dólares frente a los 9.99 cobrados por el actor dominante en el mercado, Amazon.

Las editoriales que conspiraron junto a Apple fueron, según el Departamento de Justicia, Hachette Book Group Inc, de Lagardere SCA; HarperCollins Publishers LLC, de News Corp; Penguin Group Inc, Simon & Schuster Inc, de CBS Corp; y Macmillan, e Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck GmbH.

En una opinión disidente, el juez Dennis Jacobs afirmó que habría revertido el dictamen de 2013, ya que el comportamiento de Apple fue pro competencia al enfrentarse al "monopólico" Amazon, que controlaba el 90 por ciento del mercado.