Tech

Con un servicio online sin suscripción, HBO permite cortar el cable de Comcast

Comcast, Time Warner Cable y DirecTV se verán amenazados ante la entrada de nueva competencia por parte de HBO, el cual podría ofrecer una alternativa más económica a los televidentes con paquetes más personalizados.
Bloomberg
16 octubre 2014 15:38 Última actualización 16 octubre 2014 15:38
[HBO lanzará su plataforma que combina tecnología y recreación / Bloomberg]

[HBO lanzará su plataforma que combina tecnología y recreación / Bloomberg]

La cadena de TV premium de Time Warner Inc., que transmite “Game of Thrones”, ayer sacudió al mercado al anunciar que el año que viene planea ofrecer en los Estados Unidos un servicio online que no necesitará una suscripción de cable o satélite. Showtime de CBS Corp. dijo que podría seguir sus pasos. Las medidas podrían representar una amenaza para Comcast Corp., Time Warner Cable Inc. y DirecTV.

Aunque todavía no hay información sobre cuánto costará el nuevo HBO independiente, es probable que ofrezca una alternativa más económica a los televidentes que quieren dejar de pagar 50 dólares mensuales o más por los paquetes estándar de cable que incluyen canales que rara vez miran. Con más y más programación disponible online sin una suscripción de TV paga, de partidos de futbol a dibujos animados japoneses y “House of Cards”, la serie de Netflix, los consumidores pueden elegir distintas opciones para armar su propio surtido de entretenimiento de video.

“Esta es una mala noticia para los proveedores de TV paga”, dijo Roger Entner, analista de Recon Analytics LLC de Dedham, Massachusetts. “Tienen márgenes de ganancia del 50 por ciento en juego. Sin HBO, la gente no necesariamente se va a abonar al cable”.

Los representantes de Comcast y Time Warner Cable no accedieron a formular declaraciones y DirecTV no respondió en forma inmediata.

AT&T Inc., que comprará DirecTV, dijo que espera continuar trabajando estrechamente con HBO.

“Es evidente que los clientes buscan tener una gran cantidad de opciones de contenido para mirar, dondequiera que estén y en cualquier dispositivo”, señaló Fletcher Cook, portavoz de AT&T. “Es por eso que ofrecemos una variedad de opciones, de paquetes de TV paga a contenido de nicho y productos más reducidos”.

El número de estadounidenses que pagan servicios de TV por cable, satélite o fibra óptica cayó más de un cuarto de millón en 2013, primer descenso anual, según la firma de investigación SNL Kagan.

La tendencia no necesariamente augura el fin del negocio del cable, que aún tiene unos 99 millones de clientes en Estados Unidos. Si bien la industria llama “cortadores de cable” a las personas que dan de baja su servicio de TV paga tradicional, en realidad estos no cortan sus conexiones porque de todos modos necesitan una línea de Internet de banda ancha para recibir video en streaming. Las compañías de cable como Comcast están entre los mayores proveedores de internet de alta velocidad, y los ingresos que pierden por las personas que dejan de pagar video en parte pueden ser compensados cobrando por velocidades más altas y mejores conexiones.

Es más, muchos consumidores descubrirán que un paquete de cable tradicional aún ofrece mucha más variedad que una colección de suscripciones de TV paga. Comcast cobra una tarifa de ingreso de 49.99 dólares mensuales para su paquete de TV “Digital Starter” con más de 140 canales, que incluyen MTV, CNN y ESPN. Netflix, por su parte, ofrece un plan de 7.99 dólares mensuales, más 6.95 dólares por el servicio de animé Crunchroll, 4.99 dólares por la suscripción de conciertos en vivo Qello.com y un pase de temporada de 199.99 dólares por el acceso online a los partidos de la Liga Nacional de Futbol.

Los costos empiezan a sumarse, aunque el modelo a la carta da a los televidentes la satisfacción de pagar sólo por aquello que les gusta.