Tech

Casi, pero no: cohete de Space X logra aterrizaje en el mar, pero luego cae 

Un Falcon 9 de SpaceX, la empresa de Elon Musk, logró el domingo poner en órbita un satélite, regresar a la Tierra y posarse sobre una plataforma en medio del mar… pero una falla ocasionó que cayera y terminara explotando.
Redacción
18 enero 2016 14:39 Última actualización 18 enero 2016 15:0
El Falcon 9 en su aterrizaje en una plataforma este domingo. (elonmusk)

El Falcon 9 en su aterrizaje en una plataforma este domingo. (elonmusk)

El último intento de SpaceX en su carrera por desarrollar cohetes reutilizables tuvo un aterrizaje complicado, según las palabras del propio fundador de la firma, Elon Musk.

El domingo, el Falcon 9 logró poner en órbita el satélite europeo-estadounidense Jasón 3, regresó a la Tierra y se posó en una plataforma en medio del mar. Sin embargo, una de sus patas falló, provocando que cayera sobre un costado y explotara.

“La velocidad iba bien, pero una pata no quedó anclada así que se inclinó en el aterrizaje”, señaló a través de Twitter el propio Musk, quien además publicó un video del incidente.






Space Exploration Technologies (SpaceX) es proveedor de bajo costo de lanzamientos de cohetes, con precios de 60 millones de dólares para poner cargas en el espacio.

La esperanza es que los cohetes reutilizables podrían un día bajar ese precio a los seis millones de dólares por lanzamiento. Con esos precios, la industria espacial comercial cambiaría para siempre haciendo viables los viajes espaciales para turistas, investigadores y muchas empresas por primera vez.

SpaceX hizo historia el mes pasado por el aterrizaje de uno de sus Falcon 9 en tierra, en Cabo Cañaveral, Florida. Pero la firma busca perfeccionar los aterrizajes en plataformas marinas a pesar de los inmensos desafíos técnicos de tratar de reducir la velocidad de un cohete que viaja cerca de ocho mil kilómetros por hora. Sin embargo, aterrizar en plataformas en medio del mar reduciría las distancias y facilitaría las trayectorias de reingreso.

Musk consideró que el aterrizaje del domingo "probablemente" habría tenido el mismo resultado si hubiera sido en tierra.

En sus más de 13 años, SpaceX ha alcanzado los mayores logros de la industria espacial privada: en 2008 lanzó el primer cohete privado en llegar a la órbita terrestre, fue también la primera compañía en poner en órbita y recuperar con éxito una nave espacial y la primera empresa privada en enviar una nave a la Estación Espacial Internacional (EEI).

En mayo, SpaceX fue certificada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos para competir por lanzamientos militares. La semana pasada, fue uno de los tres ganadores en una ronda de contratos para transportar carga a la EEI.

Con información de Bloomberg