Tech

Coche eléctrico de Apple podría traer pesadillas a la industria automotriz

El fabricante del iPhone con sede en Cupertino, California, tiene la ventaja de una reserva de efectivo de 178 mil millones de dólares, con ella podría financiar presupuesto de las inversiones de capital de GM por 20 años.
Bloomberg
17 febrero 2015 10:38 Última actualización 17 febrero 2015 10:59
Apple registró cifras récord en su utilidad neta trimestral, anual y en la venta de sus nuevos iPhones. (Reuters)

Apple ha puesto a unas cientos de personas a trabajar en un proyecto para realizar el desarrollo de un vehículo eléctrico que se asemeja a un monovolumen. (Reuters)

Antes de que Apple decida seguir adelante con su proyecto Project Titán y construir un coche eléctrico, puede que la empresa desee mirar el menú de desafíos que acompañan el hecho de pertenecer al negocio de los automóviles en estos días.

Apple ha puesto a unas cientos de personas, incluyendo algunos nuevos empleados de la industria automotriz, en un proyecto Skunk Works para realizar el desarrollo temprano de un vehículo eléctrico que se asemeja a un monovolumen. Este coche desafiaría a Tesla Motors, así como también a los coches eléctricos e híbridos vendidos por Nissan, General Motors, Ford y otras compañías.

Si Titán resulta en un coche real, Apple debe estar preparado para este tipo de desafíos, como las crecientes reglas de seguridad y un entorno regulatorio en constante cambio para los vehículos de emisiones cero. Y no nos olvidemos de que los coches eléctricos generan márgenes bajos, y por lo general pérdidas, que los accionistas de Apple, amantes de los beneficios, raramente han experimentado.


"No estaban en el negocio de la telefonía y tuvieron éxito, pero el negocio de automóviles será más difícil en dos órdenes de magnitud", dijo Erik Gordon, profesor de la Ross School of Business de la Universidad de Michigan.

"Se puede contratar fácilmente una empresa en China para hacer el montaje simple de un teléfono, pero no se puede hacerlo tan fácilmente con el montaje complejo de los automóviles".

Apple tiene la ventaja de una reserva de efectivo de 178 mil millones de dólares. Eso es seis veces el dinero en efectivo que Volkswagen tiene en sus libros y siete veces lo que está realizando GM, según datos de Bloomberg. De hecho, esa reserva de efectivo por sí sola podría financiar presupuesto de las inversiones de capital de GM por 20 años.

La compañía probablemente está buscando varias opciones, y habría más probabilidades de que realizara la ingeniería del software que controla los coches de conducción autónoma o repensara el control humano de los coches de hoy en día, dijo Jon Bereisa, CEO de la consultora Auto Lectrification, quien trabajó en el programa de Chevy Volt .

"Sigue siendo un coche y es muy extraño para ellos", dijo Bereisa en una entrevista telefónica. "Con los coches autónomos, habrá más softwares, más computación y más controles y algunos de estos incluso podrían residir en la nube. Podrían trabajar con empresas de automóviles para insertar a Apple".

GASTAR DINERO

El fabricante del iPhone con sede en Cupertino, California, podría estar mirando el negocio de automóviles simplemente porque necesita una manera de gastar el dinero, dijo Sam Jaffe, analista de investigación sénior de Navigant Consulting Inc., en una entrevista telefónica.

"Entonces, ¿cómo hacen para gastar todo ese dinero?", dijo Jaffe. "Ellos van a tener que entrar en nuevos mercados. Es inevitable que uno de esos mercados será el automotriz. El futuro de la industria automotriz está en cómo replicar el espíritu de diseño de la electrónica de consumo".

Mientras que Apple es visto como un líder del diseño, esto sí solo no hará del coche eléctrico una gran apuesta. La caída de los precios de la gasolina ha hecho bajar las ventas de vehículos de bajo consumo.

Nissan bajó el precio de su Leaf eléctrico para aumentar las ventas y GM bajó los precios en su modelo híbrido enchufable Chevrolet Volt por la misma razón. Los coches eléctricos son todavía una pequeña parte de las ventas globales.