Tech

China desarrolla sus propias aplicaciones
para redes sociales

Las inquietudes de que una sola empresa de ese país maneje tanta información personal y que se la entregue al gobierno  podría dificultar los planes de expansión de Tencent.
New York Times
03 febrero 2014 0:3 Última actualización 03 febrero 2014 7:17
Internet China

Allen Zhang, jefe del centro de investigación y desarrollo de Tencent, comandó un equipo de desarrolladores para que crearan una aplicación que genere mensajes en teléfonos inteligentes. (NYT)

SHANGHAI.- Más o menos cada media hora, Jenny Zhao, joven y conectada, desbloquea su iPhone 5 para relacionarse con amistades que usan Weixin, la aplicación enormemente popular para mensajes en China.

Es probable que pase seis horas diarias en Weixin”, dice Zhao, de 24 años, vendedora de cosméticos en Shanghái. “Mucho de lo que hago gira en torno a ella”.

Weixin (se pronuncia wey-shin) es la aplicación genial de este país, una herramienta para establecer redes sociales, altamente adictiva, que permite a los usuarios de teléfonos inteligentes enviar mensajes y compartir noticias, fotografías, videos y enlaces a la red, en forma muy parecida a WhatsApp en Estados Unidos, o Line en las comunicaciones y los mensajes japoneses. En Estados Unidos, una versión parecida se conoce como WeChat.

Apenas tres años después de que se introdujo en China, Weixin tiene aproximadamente 300 millones de usuarios – un índice de adopción más rápido que Facebook y Twitter _, con lo que la aplicación tiene una posición dominante en lo que hoy es el mercado de los teléfono inteligentes más grande del mundo. Ya detuvo el crecimiento del servicio de mensajes de la compañía de teléfono móvil más grande del país y provocó que las compañías de Internet más grandes creen servicios rivales.

Sin embargo, en la discusión general en China, una destacada compañía de medios sociales no es un factor. Analistas dicen que el ascenso fenomenal de Weixin casi condena cualquier posibilidad de que Facebook se convierta en líder del mercado allá.

En 2009, el gobierno chino bloqueó el acceso a Facebook sin ninguna explicación. Twitter y YouTube también están bloqueados.

Desde entonces, Facebook ha dado indicios de que trataría de volver a entrar, quizá uniéndose a una compañía local. El éxito de Weixin ha hecho que sea mucho más difícil.

“Aun si Facebook tuviera permiso, es probable que fuera demasiado tarde”, dice Wang Xiaofeng, un analista en tecnología en Forrester Research. “Weixin tiene toda la funcionalidad de Facebook y Twitter, y los chinos ya se acostumbraron a ella”.

Weixin es la creación de Tencent, es la fuerza motriz de la internet china, conocida por su servicio de mensajes instantáneos QQ y sus populares juegos en línea. Tencent, que cotiza en bolsa y vale más de 100,000 millones de dólares en el mercado bursátil de Hong Kong, busca fortalecer esa influencia en las redes de contactos sociales y expandirse hacia nuevas áreas, como los pagos en línea y el comercio electrónico.

Alibaba, el gigante del comercio electrónico chino, anunció planes para contraatacar en China, con su propia aplicación para mensajes recién desarrollada, llamada Laiwang.

Tencent, entre tanto, tiene tanta confianza en su aplicación de mensajes que promueve Weixin en ultramar, en particular, en el sureste asiático, donde hay decenas de millones de usuarios. La compañía también planea un bombardeo publicitario en Europa y América Latina, usando el nombre WeChat. Declinó decir si promovería el servicio en Estados Unidos y cuándo sería.

Weixin podría ayudar a cambiar la percepción mundial de las compañías chinas. Aunque las empresas en internet en China todavía se consideran imitaciones de Google, Facebook, Twitter e eBay, dicen analistas que se están transformando rápidamente en compañías de tecnología, dinámicas e innovadoras, con modelos únicos de negocios.
Weixin, por ejemplo, no es una mera copia de algún servicio existente, sino una amalgama de varias herramientas para establecer contactos: parte Facebook, parte Instagram y hasta parte “walkies-talkies”. En lugar de mandar un mensaje corto por teléfono móvil tecleando caracteres chinos, que puede llevarse algo de tiempo, los usuarios simplemente presionan un botón que graba un mensaje de voz.

“Las compañías chinas de Internet ya no están rezagadas”, dice William Bao Bean, un ex analista en tecnología que hoy es director administrativo en SingTel Innov8, una firma de capital de riesgo. “Ahora, en algunas áreas, van a la cabeza”.

El poder perjudicial del servicio es incuestionable. Weixin ha entorpecido el crecimiento del popular servicio de microblogueo de China, Sina Weibo, y erosionado la rentabilidad de un servicio que ofrecen los grandes operados paraestatales de telecomunicaciones: el servicio de mensajes cortos en teléfonos móviles conocido como SMS.

En China Mobile, el proveedor de servicios de telefonía móvil más grande del país, los ingresos por los mensajes cortos aumentaron a casi 9,000 millones de dólares en 2009. Tres años después, ya había bajado 20 por ciento de ese punto máximo, y es muy probable que haya vuelto a bajar el año pasado, según estimaciones recientes.

Analistas dicen que es frecuente que los cambios tecnológicos acaben a compañías lentas en reaccionar. Sin embargo, la amenaza de la extinción también puede inspirarlas a reinventarse a sí mismas, o a buscar la siguiente gran cosa.

Eso le pasó a Tencent, la cual ha estado creciendo a un ritmo tórrido en gran parte de la última década. Temiendo que el desarrollo de alguna tecnología perturbadora pudiera cambiar drásticamente este éxito, ejecutivos de Tencent dicen que alientan a los desarrolladores de programas informáticos y gerentes de productos para que busquen ideas nuevas.

A finales de 2010, Allen Zhang, el jefe del centro de investigación y desarrollo de Tencent en Cantón, organizó un equipo de 10 desarrolladores para que trabajaran en una aplicación para mensajes en teléfonos inteligentes. Se inspiró en el “messenger” Kik, porque le preocupaba que, al final, pudiera amenazar al dominante de Tencent, basado en PC con QQ instantáneo.

Tres meses después, Tencent sacó Weixin. Con una interface elegante y fácil de usar, la aplicación de mensajes atrajo a 50 millones de usuarios en un año, y en los siguientes dos, llegó a casi 300 millones en todo el mundo.

Weixin, dicen expertos en tecnología, tiene aquello con lo que todo ejecutivo de una empresa de Internet sueña: adherencia. Si bien Tencent no registra el tiempo que los usuarios están en el servicio, analistas dicen que lo más probable es que multiplique el de otros servicios de blogs y medios sociales importantes.

Analistas dicen que Tencent también tiene una enorme oportunidad de ganar dinero con el servicio gratuito. Al introducir juegos móviles gratis – con artículos virtuales disponibles para su adquisición – y una característica de pago que se puede usar con conexión o sin ella, pronto Weixin podría evolucionar a ser un negocio rentable con poca o ninguna publicidad.

La compañía experimenta ahora con el uso de Weixin para reservar taxis, hoteles y vuelos en las aerolíneas, y hasta para controlar televisores y electrodomésticos.

En agosto, un analista en tecnología en Barclays proyectó que Weixin podría tener 400 millones de usuarios y casi 500 millones de dólares en ingresos este año. Dado que los inversionistas anticipan tal crecimiento, las acciones de Tencent aumentaron 94 por ciento el año pasado.

Algunos ejecutivos de Tencent incluso ven a Weixin como una salvadora. El año pasado, el director ejecutivo y cofundador, Ma Huateng – conocido en inglés como Pony Ma – dijo en un discurso que el poder de Weixin es que es móvil, como un “órgano portátil” que, a diferencia de la PC, siempre está con el usuario.

Si a Weixin la hubiese creado otra compañía, prosiguió Ma, Tencet
podría haber entrado en decadencia. “En retrospectiva”, dijo, “esos dos meses fueron de vida o muerte” para la compañía.

Hay retos, claro. Uno, dicen analistas, es que los jóvenes versados en tecnología en China son veleidosos y bien pueden solo cambiarse a otros servicios de mensajes. Otro desafío podría ser el rival de Tencent, Alibaba, la empresa de comercio electrónico que prácticamente ya le declaró la guerra a Weixin.

En agosto, Alibaba prohibió a los vendedores en su sitio de compras Taobao.com que usaran Weixin para comercializar sus productos.

Alibaba introdujo entonces su servicio Laiwang y anunció planes para presentar una plataforma móvil para juegos.

Las inquietudes en cuanto a que una sola compañía china maneje tanta información personal y que después tuviera que entregársela a las autoridades, las que tienen controles férreos sobre los servicios de Internet, podrían dificultar los planes de expansión en ultramar de Tencent.

Ejecutivos de Tencent insisten en que son reducidos los riesgos de espionaje porque la compañía no almacena los mensajes en sus servidores.

Por ahora, los consumidores chinos están llegando a Weixin, y pareciera que están pegados a ella. En el trabajo, en los metros y en los restaurantes, uno puede escuchar el cada vez más conocido ping cuando se recibe un nuevo mensaje en Weixin.

Todas las notas TECH
Fondo invierte en habilidades digitales
10 países que generan la mayor cantidad de residuos electrónicos
EU aprueba cambio histórico al internet
Ser un jedi te costará 6 mil pesos
IA de Google ya encontró dos planetas... y los que le faltan
Esta impresora puede imprimir pastillas y gomitas medicinales en 3D
Desde casas de árbol hasta videojuegos, la nueva tendencia en oficinas
La basura de Apple podría ser el tesoro de India
¿Por qué los fans de Apple no pagan por el iPhone X?
Uber actualizó sus términos y condiciones, ¿ya los leíste?
Facebook quiere más videos y retrasa la aparición de anuncios
5 tips para evitar ofertas falsas en línea en esta Navidad
Mexicanos desarrollan biopelícula que ayudará a regenerar la piel
NASA y Google hallan octavo planeta en sistema solar similar al nuestro
Esta firma japonesa quiere llevar comerciales a la Luna
Más de mil drones iluminaron una ciudad china y así fue como se vio
¿Ya conoces la 'nueva' función de Twitter? Así funciona
Científicos buscan a 25 personas para beber cerveza por 56 días
¡Prepárate para la lluvia de estrellas de las Gemínidas!
Así se ven las ciudades más luminosas de la Tierra desde el espacio
Lo que más preguntaron los mexicanos a Google este año fue…
Esta 'Fuerza' te ayudará a bloquear los spoilers de 'The Last Jedi'
Querido profesor: es posible cambiar la forma en la que das clase
8 vaticinios tecnológicos para 2018
Así es como el Internet de las Cosas está cambiando la medicina