Tech

Avión solar inicia vuelo alrededor del mundo

El monoplaza Solar Impulse, movido únicamente por energía solar, inició en Abu Dabi la aventura de dar por primera vez en la historia la vuelta al mundo sin usar una gota de combustible fósil. Pretende recorrer 35 mil kilómetros en unos cinco meses y al cruzar el Atlántico estar en el aire cinco días seguidos.
Agencias
09 marzo 2015 13:28 Última actualización 09 marzo 2015 13:48
Solar Impulse 2

El Solar Impulse 2 (SI 2) fue diseñado en Suiza y es conducido por los también suizos Bertrand Piccard y André Borschberg. (AP)

Emiratos Árabes Unidos y Suiza.- Un avión suizo propulsado por energía solar despegó temprano el lunes de Abu Dabi, marcando el inicio del primer intento de vuelo alrededor del mundo sin una gota de combustible fósil.

La aventura de la vuelta al mundo es la culminación de una interesante trayectoria de varios récords mundiales, como el hecho de que su predecesor, el prototipo Solar Impulse 1 se convirtió en el primer avión solar en volar por la noche.

También fue el primero en unir dos continentes y el que por primera vez cruzó de lado a lado Estados Unidos.


André Borschberg, fundador de Solar Impulse, estuvo en los controles de la aeronave de una sola plaza en el despegue desde el Aeropuerto Ejecutivo Al Bateen. Borschberg se intercambiará el control del aparato con el cofundador de la compañía, Bertrand Piccard, durante las escalas programadas cada 35 mil kilómetros (21.700 millas).

Los pilotos suizos dijeron el domingo en un comunicado que esperan alentar el reemplazo de "viejas tecnologías contaminantes con tecnologías limpias y eficientes". El vuelo comenzó y terminará en Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos.

Solar Impulse estuvo detrás de la primera aeronave capaz de volar día y noche sin combustible, impulsada únicamente por la energía del Sol.

La aeronave SI2 que será utilizada en el viaje alrededor del mundo es monoplaza y está hecha de fibra de carbono. Tiene 17.248 celdas fotoeléctricas que suministran energía renovable al avión. Las celdas solares recargan cuatro baterías de polímero de litio totalizando 633 kilogramos (1.395 libras) cada una.

El avión tiene una envergadura de alas de 72 metros (236 pies), mayor a la del Boeing 747, pero pesa sólo dos mil 300 kg (5.070 libras), aproximadamente lo que pesa un automóvil.

Además, “dispone de piloto automático para poder dormir, cuenta con baño, así como con instrumentos muy fiables con duplicación de todos los sistemas. Este es un avión que podría permanecer en el aire seis o siete días”, explicó Bertrand Piccard.

Algunos tramos del viaje, como el cruce de los océanos Pacífico y Atlántico, podrían significar cinco días seguidos de vuelo en solitario.

Los pilotos tienen planeado escalas en Omán, India, Mianmar y China, antes de cruzar el Océano Pacífico a Hawái.

Después de Hawái, se dirigirán a Phoenix, en Arizona, y al aeropuerto más grande de Nueva York —el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy. El curso a través del Atlántico dependerá del clima, y podría incluir una escala en el sur de Europa o Marruecos antes de terminar en Abu Dabi a finales de julio.

"Es emocionante porque se simula, se calcula, se imagina, pero no hay nada como probarlo y hacerlo de verdad", dijo Borschberg horas antes del despegue. "Estoy seguro de que todos estamos confiados y espero que podamos vernos de nuevo aquí en cinco meses".

El avión alcanzará una altitud de alrededor de 28 mil pies (ocho mil metros) durante el día para captar los rayos del Sol y durante la noche caerá a unos cinco mil pies (mil 500 metros) cuando tenga que volar sobre el océano.

"Tienes que hacer de la cabina tu casa para una semana en el aire", dijo Piccard.

“El cambio climático ofrece una oportunidad fantástica para llevar al mercado nuevas tecnologías verdes”, refirió.

El moderno aventurero antes de emprender el vuelo expresó su deseo de que proyectos como éste ayuden a "preservar los recursos naturales de nuestro planeta, a crear empleos y apoyar el crecimiento de la economía".

Con información de AP y Reuters.