Automotrices bajan expectativas en cuanto a los autos robóticos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Automotrices bajan expectativas en cuanto a los autos robóticos

COMPARTIR

···
Tech

Automotrices bajan expectativas en cuanto a los autos robóticos

En el marco del el International Electronics Show, ejecutivos de gigantes del sector automotor como Toyota Motor y Hyundai Motor señalaron que los vehículos totalmente autónomos aún tardarán mucho en ser una realidad.

David Welch y Gabrielle Coppola | Bloomberg
09/01/2018

Las automotrices y las compañías de tecnología han estado empujándose unas a otras en las últimas semanas para mostrar los avances que han hecho con los autos de conducción autónoma.

En el International Electronics Show (CES) --habitualmente un escenario propicio para hacer alarde de referencias futuristas-- los máximos ejecutivos en cambio están moderando las expectativas acerca del arribo de la autonomía.

Los vehículos verdaderamente autónomos están a años de distancia, dijeron esta semana ejecutivos de gigantes del sector automotor como Toyota Motor y Hyundai Motor, el mega-proveedor Robert Bosch y el servicio de viajes en taxi Lyft.

Si bien cada una de esas empresas exhibió los avances que está logrando con prototipos o pruebas de manejo en Las Vegas, se apresuran a admitir que persisten muchos obstáculos importantes.

“Es un error decir que la línea de llegada está muy cerca”, dijo Gill Pratt, máximo responsable del Toyota Research Institute, la unidad de mil millones de dólares del fabricante de autos destinada a inteligencia artificial y robótica. “Las cosas cambian rápidamente, pero este será un largo camino”.

E-Palette y cerebros

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, presentó un prototipo de vehículo eléctrico llamado e-Palette, un cubo sobre ruedas diseñado para ser conducido solo en rutas establecidas.

En 2020, Toyota hará una demostración del vehículo en los Juegos Olímpicos de Tokio, pero incluso entonces es posible que el auto requiera no menos de dos ingenieros o conductores de prueba para garantizar la seguridad de los clientes. Pratt dijo que la tecnología quizá no esté lista para funcionar sola… y aunque pueda hacerlo, las leyes tal vez no lo permitan todavía.

Uno de los grandes problemas consiste en reproducir el cerebro humano, dijo Pratt. Las personas perciben los gestos y los movimientos de los transeúntes y otros conductores y predicen hacia dónde van. Los científicos de inteligencia artificial están trabajando en eso, dijo Pratt, pero llevará años conseguir que los sistemas de los vehículos autónomos sean capaces de realizar una conducción robótica.

El mayor fabricante de autos de Corea del Sur, Hyundai, proyecta un plazo aún más prolongado que el de Toyota para poder producir vehículos casi totalmente autónomos.

Después de anunciar un acuerdo para colaborar en tecnología con la empresa emergente estadounidense Aurora Innovation, cuyos fundadores provienen de Tesla y de Waymo de Alphabet, Hyundai dijo que se propone alcanzar la llamada capacidad de Nivel 4 en 2021.

El vehículo propulsado por celdas de combustible que la compañía presentó por primera vez en la muestra, llamado Nexo, puede estacionarse en forma autónoma en un espacio y volver a salir -con o sin conductor-.

“Damos pasos muy conservadores”, dijo en una entrevista en CES Lee Jinwoo, vicepresidente del Intelligent Safety Technology Center de Hyundai en Namyang. “Primero queremos probar y validar la tecnología. No estará en venta hasta 2021, sólo se probará en uso urbano”.

Lyft y Aptiv, la compañía de software de conducción autónoma escindida de Delphi Automotive, dio a los periodistas paseos en BMW semi-autónomos y hará una demostración de sus equipos a los asistentes al CES esta semana ofreciendo viajes a más de 20 destinos de los alrededores de Las Vegas.

De todos modos, el día en que los costosos conductores puedan eliminarse totalmente de la ecuación de los viajes compartidos -un futuro con el que coqueteó recientemente General Motors- no está cerca, según Raj Kapoor, director de estrategia de Lyft.

“Se necesitarán conductores humanos durante largo tiempo”, dijo Kapoor. “En los próximos 10 años habrá más conductores que en la actualidad, porque la demanda de nuestro servicio está creciendo mucho y sólo entra en operación un número limitado de vehículos autónomos”.

,