Tech

Aumentan estafas online durante lanzamiento de videojuegos

01 febrero 2014 8:32 Última actualización 10 noviembre 2013 11:24

   [Los Keyloggers espían el tecleo en una computadora con objeto de robar datos relativos a las cuentas del usuario. / Bloomberg] 


 
Notimex
 
En épocas en las cuales se esperan lanzamientos de nuevos videojuegos en internet, la compañía de seguridad tecnológica G Data menciona que se registra un aumento en el número de estafas que realizan los cibercriminales.
El experto en seguridad de la compañía, Eddy Willems, indica que robar y vender las cuentas de usuario de los jugadores online es un negocio lucrativo para los estafadores, quienes se valen de diversas amenazas para hurtar los datos de los gamers.
Refiere en un comunicado que entre las tres principales amenazas que los delincuentes usan se encuentran los Keyloggers, utilizados para espiar el tecleo en una computadora con el objetivo de robar datos relativos a las cuentas de usuario.
Estos datos, refiere el experto, son vendidos en el mercado negro en internet y tienen un gran valor entre los usuarios, pues algunas cuentas dan acceso a juegos con niveles evolucionados o puntos de experiencia que implican una gran cantidad de horas de juego.
Otra de las amenenazas a la cual recurren los cibercriminales es el phishing, que utiliza correos electrónicos o enlaces apócrifos que alientan al usuario a completar un registro con cualquier tipo de excusa, sin embargo roban sus datos sensibles.
Asimismo, los cibercriminales persiguen el dinero, por lo que venden de manera directa juegos con niveles avanzados que son estafas, pues los compradores no reciben lo prometido, y además llenan formularios con lo que proporcionan sus datos sensibles.
De tal forma, la compañía de seguridad recomienda a los jugadores en línea tener instalado un antivirus que pueda detectar amenazas como phishing, actualizar los programas más usados, tener contraseñas difíciles de descifrar y comprar productos en sitios y mercados oficiales.
G Data Software AG, con base en Bochum, Alemania, es considerada como la primer compañía en desarrollar un antivirus, pues hace más de 25 años empezó a crear soluciones para combatir códigos malicios.