Tech

Intel se suma a la carrera de los autos autónomos

Intel se asoció con las autoparteras Mobileye y Delphi para desarrollar un automóvil autónomo con tecnología más barata que los vehículos que actualmente se desarrollan. 
Bloomberg
30 noviembre 2016 16:5 Última actualización 30 noviembre 2016 17:57
ME. ¿Cómo hace Intel un chip?

ME. ¿Cómo hace Intel un chip?

Chips de Intel con capacidad para procesar 12 billones de operaciones por segundo irán al interior de automóviles autónomos que están siendo desarrollados por los proveedores de partes para autos Movileye y Delphi Automotive, informaron ambas compañías el lunes.

“Esto significa ponerse de verdad en vías de producción”, dijo a la prensa Glen De Vos, vicepresidente del área de Ingeniería de Delphi, en una presentación en Pittsburgh. “Estamos yendo más allá de solo hablar de tecnología. El diálogo sobre automatización está pasando de ‘¿Sucederá alguna vez?’ a ‘¿Cuándo sucederá?’”.

Intel viene a sumarse a un equipo formado por Mobileye y Dephi en agosto con miras a desarrollar un sistema de bajo costo para vehículos autoconducidos que tiene previsto iniciar sus ventas a los fabricantes de autos en el 2019.

A diferencia de la mayoría de los autos autónomos, la tecnología de conducción automática de ambas empresas depende menos de costosos sensores LIDAR, que hacen rebotar un haz de luz en objetos para evaluar forma y ubicación, y en cambio pone mayor énfasis en cámaras y radares, que son menos costosos. El resultado, dicen ellos, es un sistema más asequible para los fabricantes de autos que carecen de recursos para desarrollar uno propio.

Incorporar los procesadores de alta velocidad de Intel a la sociedad permitirá a las compañías desarrollar un sistema lo bastante robusto como para manejar los rigores de la conducción diaria, sin un conductor tras el volante. El costo del sistema bordeará los 5 mil dólares por auto cuando sea introducido, pero probablemente bajará rápidamente cuando la tecnología se generalice, comentó De Vos.

“Para nosotros representa un gran paso hacia adelante porque nos permite acelerar de verdad el desarrollo del programa general”, sostuvo De Vos respecto del acuerdo con Intel. Mobileye y Delphi planean hacer debutar su sistema en enero en el Consumer Electronics Show en Las Vegas. Su intención es iniciar las pruebas en carretera poco después en Singapur, donde Delphi ya está investigando los robotaxis a pedido. El año pasado, Delphi hizo la demostración del primer viaje costa a costa en Estados Unidos en un auto autónomo, que cubrió unas 3.500 millas desde San Francisco a Nueva York en modo de conducción automática.

Delphi se ha sorprendido con el número de potenciales clientes que han estado llamando, reveló De Vos. Y no son solo fabricantes de autos; ha habido interés de operadores de autobuses y tranvías de aeropuertos, entre otras aplicaciones. La sociedad aspira a hacer debutar su sistema con clientes que tengan la mayor probabilidad de éxito en el despliegue de vehículos autoconducidos, según De Vos.

“Estamos analizando con mucho cuidado en quién queremos concentrarnos inicialmente”, precisó De Vos, y agregó: “Queremos asegurarnos de elegir a los clientes correctos en el mercado correcto”.

Los reguladores estadounidenses están ansiosos por quitar a las personas la responsabilidad de ir al volante, aduciendo que el 94 por ciento de los accidentes fatales en carretera tienen como causa el error humano. Más de 35 mil personas murieron en carreteras de Estados Unidos el año pasado; a nivel global, el total llegó a 1.25 millones.