Tech

Apple comenzaría
a producir autos eléctricos en 2020

Apple comenzaría a producir su auto eléctrico en 2020, con lo cual competiría con General Motors y Tesla quienes lanzarán su propio modelo hacia 2017 con precios menores a los 40 mil dólares. 
Bloomberg
19 febrero 2015 20:59 Última actualización 19 febrero 2015 21:15
Apple.

Apple.

Apple, que ha estado trabajando en secreto en el desarrollo de un auto propio, está estimulando a su equipo para comenzar la producción de un vehículo eléctrico tan pronto como en 2020, dijeron personas con conocimiento del asunto.

El rango de tiempo -los fabricantes de automóviles suelen tomar de cinco a siete años en el desarrollo de un coche- subraya las metas agresivas del proyecto y podría establecer el escenario para una batalla por los clientes con Tesla Motors Inc. y General Motors Co., los cuales apuntan al lanzamiento en 2017 de autos eléctricos con capacidad de recorrer 200 millas (320 kilómetros) con una sola carga y un costo menor a los 40 mil dólares.

"Ese es el punto de inflexión -el campo de pruebas- que hay en la era eléctrica", dijo Steve Levine, autor de "The Powerhouse", un libro sobre la industria de la batería del automóvil, a Bloomberg. "Ahora tienes a Apple que entra y esa es la clave. ¿Realmente GM sería capaz de igualar a Tesla? Apple puede".

Apple, que obtuvo un beneficio récord de 18 mil millones en el último trimestre del año, tiene 178 mil millones de dólares en efectivo con pocas formas de gastarlo. Los costos de investigación y desarrollo de la compañía con sede en Cupertino, California, fueron 6 mil 040 millones de dólares en el año pasado, y el director ejecutivo, Tim Cook, se enfrenta a una creciente presión para devolver efectivo a los accionistas. El director general ha estado impulsando al fabricante del iPhone para introducir nuevas categorías para envolver a los usuarios con más productos y servicios de Apple.

La posible incursión de Apple en los coches sigue un camino similar al que ha tomado para entrar en otras industrias. La empresa no fue la primera en hacer un reproductor de música digital o un teléfono inteligente, y sólo ingresó a esos mercados una vez que tenía un producto que redefinió esas categorías.