Tech

"El BlaBlaCar de los cielos": comparte tus viajes en avión 

La empresa francesa Wingly realiza vuelos cortos en aviones privados que se comparten con otros usuarios, la dinámica permite a los pasajeros dividir los costos.
AFP
10 agosto 2017 17:39 Última actualización 10 agosto 2017 20:32
Vuelo

Uno de los aviones privados registrados en Wingly. (Foto tomada de Twitter @Wingly_UK).

Las aplicaciones para compartir el automóvil con usuarios que van a un destino similar ya son conocidas en el mercado. Un ejemplo es BlaBlaCar e incluso Uber Pool. Sin embargo, la empresa francesa Wingly llega para conquistar los viajes compartidos en el cielo.

La dinámica de Wingly funciona de la siguiente manera: se realizan vuelos cortos en aviones privados que se comparten con otros usuarios que buscan viajar por poco dinero.

"Es una gran manera de ir en avión, es una experiencia única, es algo nuevo", dice Adam Nicholas, de 27 años, quien espera en un aeródromo de Londres para realizar su segundo viaje con Wingly. 

Entre Reino Unido, Alemania y Francia, hay más de 80 mil personas registradas en Wingly, incluyendo 6 mil pilotos, y cada mes la comunidad crece un 20 por ciento.

Wingly es más popular en el Reino Unido y Alemania, ya que en Francia existían mayores restricciones en vuelos cortos, los cual fueron levantadas en junio.

El 
cofundador de Wingly, Emeric de Waziers, dice que quiere "demostrar que la aviación privada es accesible" y no debe restringirse a unos pocos privilegiados. 

Waziers explica que el modelo de vuelo compartido "permite volar más barato y disfrutar de esta pasión sin que el dinero sea un obstáculo". 

En lugar de competir con las líneas aéreas comerciales u otros medios de transporte, explica que el enfoque está en "el ocio y el descubrimiento" a través de la colección de destinos que son por lo general difíciles de alcanzar. 

Estos vuelos sólo cubren distancias cortas y, dado el tamaño del avión utilizado, pueden ser cancelados poco antes por el mal tiempo. 

La ruta de Londres a Le Touquet se encuentra entre las más populares -cuesta alrededor de 100 libras (130 dólares) por persona por trayecto- junto a la que une París a las islas francesas Belle Ile o Ile Yeu, en el Atlántico, no muy lejos del litoral francés. 

En lugar de comparar a la empresa con el servicio de taxis privados Uber, Waziers se ve más como el "BlaBlaCar de los cielos" porque Wingly permite a los pasajeros dividir los costes de un vuelo

Otras empresas que ofrecen un servicio similar son Coavmi en Francia, SkyUber en Portugal y FlightClub en Alemania

La Administración Federal de Aviación estadounidense ha prohibido a los pilotos privados ofrecer vuelos al público, aparcando por ahora la competencia desde el otro lado del Atlántico. 

UN VIAJE EN WINGLY


En su primera experiencia, Nicholas llevó a su novia a un viaje sorpresa a Le Touquet, cerca de París, a través del canal de la Mancha.

"Volamos allí por la mañana, almorzamos, bebimos vino y luego volamos de nuevo por la noche", dice Nicholas. El coste de un vuelo así ronda las 100 libras por persona (130 dólares).

Esta vez este londinense viajará con el piloto Somasekhara Pemmiredy, de 34 años, sobre la capital británica a bordo de un avión Cessna 172.

Pemmiredy tiene más de 290 horas de vuelo desde que obtuvo su licencia de piloto en 2011.

Trabaja en seguridad en un aeropuerto de Londres por las tardes y vuela por las mañanas para sumar horas de vuelo que son vitales para lograr su ambición de trabajar para una aerolínea. Pemmiredy describe el sistema como "bueno para todos".

Luego de que dio las indicaciones de vuelo a Nicholas, Pemmiredy comprueba otra petición de vuelo en su teléfono, utilizando la aplicación que permite a los clientes ponerse en contacto directamente con los pilotos.

"Hace un mes, recibí una solicitud con una hora de antelación y me las arreglé para volar", recuerda Pemmiredy. "El chico fue muy afortunado ya que era mi día libre, así que pude llevar a la pareja para que celebrarán su aniversario en Francia"..

Después de llevar meticulosamente a cabo los controles técnicos, Pemmiredy y su pasajero suben al pequeño avión que es propiedad de un club de vuelo.

:
Todas las notas TECH
5 científicas mexicanas ganan beca internacional
Las baterías de Tesla llegan a Puerto Rico para iluminarlo
¿Eres millennial? El ‘Uber de la telefonía’ quiere conquistarte
Alphabet quiere llevarte burritos y medicinas con drones
¿Por qué el iPhone 8 es menos popular que sus 'hermanos mayores'?
Netflix suma más usuarios de lo esperado y rompe récord en Wall Street
Facebook quiere que ‘seas honesto’ con tus amigos
Uber asegurará a usuarios y conductores sin costo
Facebook contratará personal con acreditación en seguridad nacional
¿Te imaginas un futuro sin plátanos?
La policía de Dubái patrullará las calles desde las alturas
Exprogramadores de Google y Amazon salen a competir con bitcoin
Tesla despide a cientos de trabajadores tras revisiones
La prueba hecha por mexicanos que detecta el VIH en minutos
El mexicano que reparaba aviones y ahora controla satélites
El brasier que detecta el cáncer de mama ya está a la venta
Dubái construirá su propia 'mini ciudad' para explorar Marte
Facebook quiere 'comerle el mercado' a UberEats con esta nueva función
Cofundador de Apple quiere que un robot no te quite tu empleo
CEO de Samsung presenta su renuncia
El nuevo aliado de Airbnb en su 'guerra' con los hoteles
Ganancia operativa de Samsung salta a máximo histórico en el 3T17
Talento femenil mexicano en el sector espacial
Las rocas pueden ser la clave para acabar con la contaminación del aire
Tesla llama a revisión 11,000 autos por posible falla en asiento