Tech

Apple Watch: quieres uno, pero no lo necesitas

El nuevo dispositivo de Apple está por lanzarse, lo que sin duda será un acontecimiento para la empresa y para muchos consumidores ansiosos por traerlo en la muñeca. Pero... ¿realmente funciona? Aquí un primer vistazo. 
Bloomberg
08 abril 2015 11:27 Última actualización 08 abril 2015 13:39
Apple Watch

Apple Watch (Bloomberg)

Hay una reunión de 14 personas, y en medio de la conversación el usuario siente un ligero ¡tap-tap! en la muñeca, inclina la cabeza y extiende el brazo para ver la fuente de la vibración. Segundos después, la pequeña pantalla del Apple Watch brilla para indicarle que Twitter tiene sugerencias sobre quién seguir. Esto se repite docenas de veces a lo largo del día, entre correos, tuits, logros de actividad física, y un montón de etcéteras. 

Apple se centró en mantener conectadas a las personas todo el tiempo sin que el iPhone provocara distracción a los que se encuentran alrededor; sin embargo, en esta ocasión el distraído es el portador del Apple Watch

El Apple Watch es un lanzamiento destacado para la empresa, pues desde el iPad la compañía no había incursionado en un nuevo producto, además de que es el primero que se vende tras la muerte de Steve Jobs. Fue creado casi en su totalidad bajo la dirección del consejero delegado, Tim Cook, y es el primer dispositivo de la manzana el ser diseñado en hardware y software por Jony Ive.

Nadie pone en duda la capacidad de Apple para ganar dinero con sus aparatos y servicios, pero las ambiciones de la firma con su reloj van aún más lejos, pues se vislumbra una posible entrada en el mercado de automóviles, por lo que el posible éxito de Apple en entrar y ganar en una nueva categoría de producto no es poca cosa.

Los analistas estiman que las ventas del Apple Watch en 2015 se equiparen a las logradas con el primer iPad en su debut. 

La firma se enfrenta a dos grandes retos con su reloj: el primero es hacer un aparato que sea hermoso, que entre en la historia del diseño por su innovación. Esta apuesta ya está sobre la mesa. El segundo reto, y quizás el más difícil de superar, es entrar en un categoría nueva y convencer a la gente de que necesita esta tecnología en la muñeca. 

PRIMER VISTAZO

La primera característica que destaca del Apple Watch son las correas, pues la de cuero resulta mucho más cómoda que la de acero inoxidable. El segundo punto a destacar es su discreción, pues parece un reloj común y corriente, no captura miradas en primera instancia pese al constante parpadeo. 

Físicamente el reloj es hermoso, un pequeño cubo de metal y vidrio cortado quirúrgicamente no parece fuera de lugar o un aparato sacado de una película de ciencia ficción: su diseño es limpio, elegante y sólido, más parecido a una pieza de joyería, sin llegar a competir con Rolex, Omega, Breitling, pues lo distingue la discreción. 

En comparación con otros smartwatches en el mercado, se puede decir que el producto de Apple guarda cierto parecido con el ZenWatch de Asus y el Samsung Gear Live, ambos ejecutados por Android, de Google.

Un punto a destacar es la pequeña pantalla retina con sensibilidad a la presión, que responde no sólo al lugar donde se presiona sino a qué tanto se carga el índice, además el reloj avisa con vibraciones muy matizadas a través de su motor de Taptic, que pueden producir sensaciones de un realismo sorprendente, casi como una campana tocando en su muñeca.

En el dispositivo se pueden navegar fácilmente por menús largos, alejar y acercar mapas y fotos. Todo el software y el movimiento de seguimiento rápido es controlado por el nuevo procesador S1 de la compañía, que agrupa varios componentes en un solo chip, lo cual es impresionante. Después de usarlo, no queda duda de que el Apple Watch es la pieza más avanzada de la tecnología portátil se puede comprar hoy.

¿FUNCIONA COMO RELOJ?

Para empezar, el reloj de Apple sí puede funcionar como un reloj, uno que tiene literalmente millones de combinaciones diferentes para marcar la hora.

El cronometraje de Apple es tan preciso que marca milisegundos, además de que puede resultar divertido a la hora de personalizarlo con diseño únicos y pequeños widgets en los bordes de la pantalla, que marcan la temperatura exterior, la próxima del calendario, las fases de la luna. Estas pequeñas indicaciones pueden resultar realmente útiles, aunque no elevan al dispositivo a algo que vaya más allá de un simple reloj. 

El Apple Watch tiene una pequeña desventaja frente a un reloj convencional, pues la pantalla se activa sólo cuando se supone que estás mirando, por lo que muchas veces se tiene que girar la muñeca, hacer un movimiento exagerado o hasta tocar la pantalla para simplemente ver la hora, algo que puede resultar molesto. 

A veces, incluso haciendo el movimiento del brazo la pantalla no se enciende. A veces se enciende, y luego se apaga. A veces se toca y no pasa nada.

Al momento de simplemente ver la hora, el reloj de Apple resulta deficiente en contraste con uno normal. 

A LA HORA DEL USO

El Apple Watch representa una forma completamente nueva de hacer las cosas, ya que la navegación se divide entre los pequeños golpes de dedo y el movimiento de la corona. Hace falta algún tiempo para adaptarse. 

La función de recibir y enviar mensajes de texto funciona bien; sin embargo puede ser un tanto complicado escribir mensajes, sobre todo si se trabaja en varias respuestas a la vez. 

El sistema de notificación es un poco desesperante al principio, ya que Apple envía una notificación de inserción cada vez que se recibe correo electrónico de la empresa, correo electrónico personal, mensaje directo en Twitter, mensajes en Facebook, además de un sinnúmero de interacciones en otros servicios.

Cada notificación provoca un ¡ping! en el reloj. Para cada mensaje, hay un sonido, una vibración, o ambos (se pueden silenciar). Si usted es una persona ocupada que se comunica constantemente esto puede ser abrumador. A veces es necesario apagar las notificaciones de aplicaciones enteras, lo que frustra el propósito de la vigilancia en el primer lugar.

En muchos aspectos, las funciones del reloj son muy parecidas a un pequeño iPhone. Aunque hay nuevas maneras de llegar a sus aplicaciones e interactuar con ellos, gran parte de la interfaz de modelo del teléfono se han extendido. 

Como ya se ha mencionado, el reloj también tiene algunos trucos nuevos. Dentro de la nueva gama de funciones de Apple, hay dos aciertos y errores.

En el lado positivo es nueva aplicación de Actividad, que se presenta con tres conjuntos básicos de logros para romper todos los días, y hace lograr las metas casi sin problema. Una métrica se observa es la cantidad de calorías que quema cada día con el movimiento, un número que se puede cambiar, dependiendo de su nivel de habilidad.

Un segundo punto positivo es que se marca el período en el que está involucrado en actividades extenuantes que aceleran el ritmo cardíaco, como hacer ejercicio. Un tercer punto positivo es la notificación para ponerse de pie, a fin de que te asegures de que te levantas de tu asiento por lo menos cada hora. 

Las funciones de salud son amigables y fáciles de programar. 

Uno de los puntos más flacos del nuevo reloj son los nuevos métodos de mensajería, la función de enviar los latidos del corazón es prácticamente inútil después de que se prueba una vez. Otro método es la función Sketch, que permite dibujar algunos símbolos y enviarlos, lo que parece una gran idea hasta que te das cuenta del pequeñísimo espacio con el que se cuenta para dibujar. El otro concepto fallido es el de emojis animados en 3D, los cuales no ofrecen nada realmente nuevo en comparación con lo que ya se ha visto en otras aplicaciones de mensajería. 

LAS DISTRACCIONES

Sí, todas estas nuevas funciones, notificaciones, y tapping hacen del Apple Watch una gran distracción. En cierto modo, puede ser más molesto que el iPhone, ya que no se puede ignorar, es insistente, quiere que lo veas de inmediato, lo que a la larga puede dar la impresión  de que sólo tienes tu atención centrada en el dispositivo, lo que puede resultar grosero para tu interlocutor. 

El reloj de Apple no es algo que te cambiará la vida; sin embargo, es excelente. Sin duda se venderán millones y mucha gente los amará con obsesión. Es un componente maravilloso y se nota que es algo en lo que la compañía ha trabajado por años. 

Apple ha tenido éxito en su primera gran tarea con su reloj: hizo honor a su reputación como un innovador y levantó la cortina para una nueva clase de dispositivos.

En cuanto a la segunda tarea: aún no hace sentir que es necesario traerlo en la muñeca todos los días. Es todavía otra pantalla, otra distracción, otra forma de conectar y desconectar.

En conclusión: El Apple Watch es fresco, hermoso, de gran alcance y es fácil de usar. Pero no es esencial. Todavía no.

Todas las notas TECH
Confesiones de un 'influencer' en Instagram
Esto fue lo más popular del año en Google Play
Este es el plan ‘secreto’ de China para superar a la NASA y conquistar el espacio
Nokia quiere 'volver en el tiempo' con smartphones que usen Android
Libros que 'piensan' para que tú aprendas más
Aquí puedes ver 32 años de desarrollo urbano en 10 segundos
Intel se suma a la carrera de los autos autónomos
Netflix permitirá ver sus contenidos offline
Alumnas de secundaria técnica crean detector de fugas de agua
Este altavoz inteligente traduce los gritos a tres idiomas
Ahora podrás jugar Pac-Man en Facebook
Jugadores de la NFL son medidos 25 veces por segundo
¿Quieres ser astronauta?, tendrías que pensarlo dos veces
Desarrollan en Querétaro aeronave militar con ingeniería mexicana
Tecnologías que se comerán ‘contaminación de Trump’
Inteligencia artificial que puede leer los labios
Zuckerberg hará lo que sea por entrar a China …¿servirá?
Este es el lugar en el que China planea sus futuras exploraciones espaciales
Cinépolis Klic dejó sin primer tiempo del Chivas-América a los usuarios
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
Una solución británica para atrapar ladrones
México puede estar entre los 3 mejores países del mundo: Branson
3 startups mexicanas que Google impulsará hacia Silicon Valley
Dale ‘gracias’ a Trump, tu próximo smartphone costaría más
Microsoft sube a la nube su nueva generación de apps para empresas