Tech

Venezolanos buscan refugio en el bitcoin ante la crisis

La moneda de Venezuela casi no tiene valor en el mercado negro, se necesitan más de 6 mil bolívares para comprar 1 dólar, en tanto que el bitcoin tuvo un alza de 53% en mayo. La demanda de criptomonedas en ese país sube vertiginosamente. 
Camila Russo | Bloomberg
15 junio 2017 12:10 Última actualización 15 junio 2017 12:15
bitcoin

bitcoin (Bloomberg)

Las fluctuaciones de las criptomonedas requieren nervios de acero, pero para un número creciente de venezolanos son la moneda más segura que pueden poseer.

La demanda de monedas digitales crece vertiginosamente en Venezuela ante una crisis política cada vez más intensa en la que los manifestantes exigen que el presidente Nicolás Maduro renuncie.

La inflación se ha disparado a tres dígitos, reduciendo el valor del bolívar y agotando los ahorros, mientras los ciudadanos tienen dificultades para encontrar cualquier cosa, desde alimentos hasta medicamentos en los estantes de las tiendas.

"Si uno va a apostar a algo volátil, es mejor tener algo que es volátil y está en alza que algo volátil y en baja”, dice Ryan Taylor, máximo ejecutivo de la criptomoneda Dash Core, la tercera moneda digital en importancia por cantidad de transacciones.

"Observamos una enorme demanda en Venezuela a través de consultas en nuestra línea de soporte, conforme más y más personas se suman a nuestros foros y salas de chat, incluso en videos informativos de YouTube que han aparecido".

El volumen de negociación de bitcoin en Venezuela saltó a 1.3 millones de dólares esta semana, aproximadamente el doble del monto que cambió de manos hace dos meses, según LocalBitcoins.com, Bolsa online que permite a los usuarios de todo el mundo cambiar sus monedas locales a bitcoin.

Los usuarios venezolanos de Cryptobuyer, una plataforma para negociación de bitcoin y Dash, aumentaron de 6 mil en abril a 8 mil en mayo, un incremento récord, dijo el CEO de la Bolsa, Jorge Farías.

La moneda venezolana casi no tiene valor en el mercado negro, donde se necesitan más de 6 mil bolívares para comprar 1 dólar, mientras que el bitcoin tuvo un alza de 53 por ciento en el último mes.

Pero no se trata sólo de protegerse de la caída del bolívar. Algunos venezolanos usan criptomonedas para comprar y vender bienes y servicios de uso diario, dijo Farías.

"Los venezolanos usan estas alternativas no sólo para proteger sus ahorros sino también para poder operar en los negocios y el comercio diarios", dijo Farías en un correo electrónico.

Las monedas digitales son "una alternativa para los empresarios y las personas que carecen de los medios para comprar y vender no sólo mercancías sino también servicios y para enviar y recibir remesas de dinero".

Sin embargo, el mercado sigue siendo pequeño y dista de ser una manera viable para que los 31 millones de ciudadanos de Venezuela puedan escapar de las turbulencias actuales.

Sólo el 62 por ciento de la población tenía conexión a Internet en 2015, según el CIA Factbook, y más del 80 por ciento vive bajo la línea de pobreza.

Las monedas digitales como forma de eludir los controles cambiarios y la inflación no son un fenómeno nuevo.

En Argentina, la negociación de bitcoin dio un salto después de que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner prohibió la compra de dólares, y China es una de las principales fuentes de demanda de bitcoin en tanto los operadores utilizan la moneda digital para eludir los controles de capital.

La London School of Economics creó el indicador Bitcoin Market Potential Index basado en la penetración tecnológica, la inflación y la represión financiera y concluyó que los dos países con mayor BMPI fueron Argentina y Venezuela el año pasado.

Argentina eliminó los controles cambiarios, pero la inflación sigue por encima del 20 por ciento.

"Es en esos lugares donde los incentivos para utilizar monedas digitales son más fuertes", dijo Taylor de Dash. "Estamos viendo mucho crecimiento en la región".

: