Tech

Amazon agrega arte a su menú

El comerciante electrónico comenzó a vender obras de arte de galerías del mundo entero –y siguiendo el típico estilo Bezos, violó todas las normas existentes.
Bloomberg
22 marzo 2014 18:51 Última actualización 23 marzo 2014 5:0
Andy Warhol.

"Liz # 1 (Early Colored Liz)" (1963) de Andy Warhol. (Bloomberg)

¿Se decidió a cambiar el afiche del Montreal Jazz Fest pero odia la idea de ir a una galería que vende “el nuevo Andy Warhol”? Jeff Bezos tiene la respuesta: Amazon Art.

El año pasado, el comerciante electrónico comenzó a vender obras de arte de galerías del mundo entero –y siguiendo el típico estilo Bezos, violó todas las normas existentes. La “galería” Amazon vende fotos por 25 dólares al lado de pinturas al óleo por 525 mil dólares, informará Bloomberg Pursuits en su número correspondiente a la Primavera 2014.

Se puede buscar por artista, precio, tamaño, tema, estilo y hasta color. Haciendo clic en el cuadrado azul de la paleta de búsqueda se puede encontrar una imagen pseudo-artística del Rockefeller Center de Nueva York del poco conocido fotógrafo Dimitrios Manousakis por 60 dólares y, varias pantallas más lejos, “Monkey Train (Blue)”, un grabado en técnica mixta de edición limitada de la superestrella contemporánea Jeff Koons por 40 mil dólares.

Prácticamente en todas las páginas, hay algo que lleva a seguir mirando, excitando el gusto con las herramientas de búsqueda de Amazon hasta dar con una obra que impacta. Y entonces basta sólo un clic para comprar. Sin regateos, sin presiones, sin pretensión. Es tan fácil como comprar un par de auriculares. O un humidificador. La galería, no Amazon, hace directamente el envío –y generalmente en forma gratuita.

Charlotte Nichols, directora de marketing de UGallery.com en San Francisco, dice que el futuro del arte está online. UGallery está en la Web desde 2006. Cuando Amazon los llamó para establecer una asociación, no había mucho que pensar, dice. Después de todo, por Amazon.com deambula mucha más gente que por UGallery.com. Está feliz de pagarle una comisión a Amazon, que ni ella ni el gigante online revelan.

“Ha sido una relación excelente para nosotros”, dice Nichols.

ARTE ONLINE

Hace más de un decenio que se venden obras de arte online en sitios de compra como EBay. En lo que se refiere a los espacios específicos, el más viejo es probablemente Artnet.com, una empresa alemana fundada en 1998 que lleva a cabo subastas, recibe galerías y reúne datos sobre un amplio espectro de ventas en el mundo entero (para las que sigue siendo el referente). También están Paddle8.com y ArtSlant.com.

Artsy.net, respaldada por el cofundador de Twitter Inc. Jack Dorsey y Wendi Deng, la ex esposa de Rupert Murdoch, ha reunido a las galerías más exitosas: Acquavella, Gagosian, White Cube. Unas mil 500 galerías figuran en Artsy en comparación con 250 en Amazon. En términos de inventario, los dos están más o menos parejos: 50 mil obras en Artsy frente a 55 mil en Amazon.

Curiator.com, un sitio que en septiembre invitó a incorporarse a probadores de versiones beta y cuya apertura se espera formalmente para abril, permite a los usuarios reunir imágenes de toda la Web y armar una colección virtual a la expectativa de una real.

“Queremos estar antes de que la gente compre”, dice Moenen Erbuer, que creó el sitio con el ex ingeniero de Google Inc. Tobias Boonstoppel. El dúo proyecta vender a la larga obras de arte directamente y desde galerías.

Entre los proveedores de arte estrictamente online, Amazon es de lejos el que ofrece más facilidad para hacer una compra impulsiva, con el conocido botón amarillo de Agregar a Carro junto a cada una de las piezas. En Artsy, a veces hay que hacer clic en Contacto con la galería, lo cual puede generar vacilaciones.

Tanto Amazon como Artsy dicen que son selectivos con respecto a las galerías que incorporan, y ambos tienen un software excelente que muestra cómo lucirá una obra en una habitación. Pero las similitudes terminan ahí. Artsy cobra a las galerías para que figuren sus obras. Amazon no cobra nada por figurar y se lleva un porcentaje con la venta.