Tech

Google se reestructura con el sello de Buffett

Alphabet, el conglomerado que agrupara las distintas divisiones de Google, fue estructurado tomando como referencia la estrategia de Warren Buffett, líder de Berkshire Hathaway, un holding que promedia retornos anuales de casi 22 por ciento.
Bloomberg
11 agosto 2015 11:42 Última actualización 11 agosto 2015 13:34
alphabet

Alphabet

El máximo responsable ejecutivo de Google, Larry Page, habla con afecto de la forma de hacer negocios de otro multimillonario, Warren Buffett. Con la decisión de reestructurar el gigante de búsquedas en Internet, Page pone en práctica la influencia de Buffett.

Page anunció este lunes que está reestructurando Google para que todas sus unidades queden agrupadas en un conglomerado llamado Alphabet. Dentro del holding Google se encargará de las búsquedas de internet, anuncios, mapas, YouTube y Android. También de forma independiente se incluyen las divisiones Calico, Google X, Life Sciences, Nest, Fiber, Google Ventures y Google Capital. 

La nueva estructura de Google tiene la influencia de la Berkshire Hathaway de Buffett, que incluye seguros, ferrocarriles,calzado deportivo, helados, entre otras. 

En las últimas cinco décadas, el empresario ha creado una de las mayores compañías del mundo sobre la base de rehuir las modas, comprar cuando otros venden e invertir a largo plazo. Hasta 2014, Berkshire promediaba retornos anuales de casi 22 por ciento, más del doble del Índice Standard Poor’s 500.

"Miran a Warren como un héroe y Berkshire como plantilla ", dijo Steve Wallman, un administrador de dinero con sede en Wisconsin Middleton, que ha invertido en Berkshire desde 1982 y compró acciones de Apple  a finales de 2003. No es accionista de Google, pero dice que le habría gustado serlo.

Ejecutivos de la industria de la tecnología también señalaron las similitudes con Berkshire. "Alphabet de Google suena como una Berkshire Hathaway del siglo XXI, pero con un montón de grandes apuestas de riesgo", dijo Jeff Weiner, CEO de LinkedIn. 

En una carta a posibles accionistas de 2004, antes de la oferta pública inicial de Google, Page y Sergey Brin citaron a Buffett al presentar la concentración de la compañía en el largo plazo.

Una característica distintiva del enfoque de Buffett ha sido dejar que los equipos directivos se encarguen de las distintas unidades de forma independiente. Dentro de Alphabet, Pichai es CEO de Google, el ex ejecutivo de Apple, Tony Fadell, conduce Nest; y el ex CEO de Genentech, Art Levinson, liderará Calico.

La nueva estructura permite Page descargar algunas de las funciones operativas del día a día de la gestión de la empresa, sin dejar de ser el encargado de supervisar la asignación de recursos a los distintos negocios. Es un papel similar al que Buffett juega desde la sede de Berkshire en Omaha, Nebraska.

Buffett nunca ha sido un CEO de control absoluto. La estructura descentralizada le ha permitido mantener el personal de la sede de la compañía en alrededor de dos docenas, aunque Berkshire emplea a unas 300 mil personas a través de más de 80 filiales. 

No obstante, existen diferencias considerables. Buffett ha evitado las inversiones en tecnología para la mayor parte de su carrera y se centró en la compra de empresas con ventajas competitivas duraderas. Y él rara vez construido negocios desde cero.