Tech

Abaratan hasta
67% colchones
con e-commerce

La startup mexicana Luuna está apostando por un modelo de negocio poco común para vender colchones, el producto es adquirido en internet, pero puede ser probado en su showroom de la Ciudad de México, además estos son 67% más baratos que los de su competencia.
Jair López
12 enero 2016 22:15 Última actualización 13 enero 2016 7:6
Tras un proceso de 8 meses, los emprendedores crearon su colchón y su estrategia.

Tras un proceso de 8 meses, los emprendedores crearon su colchón y su estrategia. (Especial)

Tal y como está sucediendo en diferentes industrias como la del transporte, con firmas como Uber, o en la renta de espacios, mediante Airbnb, la startup mexicana Luuna busca darle un giro a la industria de la venta de colchones, combinando nueva tecnología y un atractivo modelo de negocio.

Mientras que los tradicionales de características similares se comercializan en 30 mil pesos, los colchones de la empresa se venden en 10 mil pesos, es decir, 67 por ciento más baratos. “Creamos un colchón por más de 8 meses probando varias tecnologías para crear lo que hoy es Luuna, un colchón superior a los convencionales”, dijo en entrevista William Kasstan, cofundador de la compañía.

Pero más allá de su colchón, la startup está apostando por un modelo de negocio poco común entre sus competidores: el producto es adquirido a través de internet, pero puede ser probado en el showroom que tiene en la Ciudad de México.

De acuerdo con Carlos Salinas, también cofundador y CEO de Luuna, este modelo le permite a la empresa reducir los costos del colchón que comprando en una tienda física.

El colchón, que de acuerdo con los ejecutivos se puede comparar en calidad con uno de ‘memory foam’, cuyo precio va de 30 mil a 40 mil pesos, es comercializado por 10 mil pesos.

“La empresa escogió el modelo de comercio electrónico por los beneficios que trae, entre ellos la eliminación de todas las partes involucradas en la comercialización de un colchón, como son las tiendas y el flete. Los colchones los mandamos directo de la fábrica en Monterrey. Lo innovador y el modelo que estamos haciendo es un modelo híbrido de e-commerce. El objetivo es abrir showrooms alrededor de lugares estratégicos en el país. Dos en el DF y uno en cada ciudad principal de la República”, señaló Salinas.

El producto combina al menos tres capas de espuma, más una de látex que, de acuerdo con los fundadores de la firma, hacen que el colchón integre un buen soporte, buena textura y confort.

Adicionalmente, la startup está apostando por un modelo de negocio poco común entre sus competidores: 30 noches de prueba.

“Ofrecemos algo muy distinto: 30 noches de prueba sin riesgo. Es decir, tú puedes comprar el colchón, probarlo por 30 noches y si por cualquier razón no te llega a gustar, lo puedes devolver y te regresamos todo el dinero”, destacó.

Los colchones devueltos no vuelven a ser vendidos, aseguró el emprendedor. Para que los usuarios puedan obtener su devolución deben entregar un comprobante de donación del producto en alguno de los 900 albergues afiliados a la startup.

“Nosotros te decimos que puedes irlo a donar al albergue más cercano a tu casa, nos muestran el comprobante de donación y te devolvemos el dinero. Entonces, esta es una de las variables que estamos cambiando en esta industria”, dijo el ejecutivo.

Otra novedad que ofrece Luuna es la forma de empaque, en la que el colchón es sellado al vacío en una caja, lo que permite reducir el tamaño del producto y facilitar su traslado e instalación.