Tech

A Apple no le gusta Uber, prefiere Lyft 

La empresa más valiosa en el mundo escogió a Lyft por sobre Uber Technologies en su política de transporte para “más seguridad, conveniencia y viajes económicos al trasladarse por actividades de la empresa”.
Bloomberg
02 junio 2016 12:53 Última actualización 02 junio 2016 12:56
Lyft

(Bloomberg)

Apple envió en marzo un correo electrónico a sus empleados, informándoles de un cambio en su política de transporte: “Estamos felices de anunciar una nueva alianza con Lyft”. El correo instaba a trabajadores de Apple a tomar los transportes urbanos de la compañía del bigote rosa para “más seguridad, conveniencia y viajes económicos al trasladarse por actividades de la empresa”.

Fue una victoria para David Baga, director de negocios de Lyft. Si bien él no se refirió al tema del convenio, Apple, la empresa más valiosa en el mundo, escogió a Lyft por sobre Uber Technologies Inc. “Por favor, tengan en cuenta que Uber no es el proveedor preferido por Apple en este momento”, dice la nota de Apple.

Baga, que entró a Lyft en agosto, está trabajando para sacar a la compañía de transporte urbano basada en San Francisco del hoyo en el que estaba, en lo que se refiere a viajes corporativos. Uber, la compañía dominante en transporte compartido a nivel global, comenzó con sus autos negros, llevando a consultores y banqueros a reuniones con sus clientes. Hoy, Uber también es líder en transporte compartido de negocios.

En enero del 2015, Lyft sólo realizó un 1 por ciento de los viajes de negocios, de acuerdo a Certify, un servicio de información de viajes y gastos. Uber obtuvo un 46 por ciento de ese mercado y los taxis dominaron con un 53 por ciento. Los taxis han tenido una baja desde entonces, y Uber ha obtenido las mayores ganancias. En marzo del 2016, Certify indicó que los taxis obtuvieron un 27 por ciento del mercado, Uber un 69 por ciento y Lyft un humilde 4 por ciento.

MENOS ELEGANTE

Cuando comenzó en 2012, el público objetivo de Lyft era un poco menos elegante. A la empresa se le ocurrió la idea de que gente común y corriente podría recoger a otras personas en sus autos particulares, en vez de confiar en un servicio de choferes profesional. El slogan de Lyft era: “Tu amigo con auto”. Sus autos tenían unos peludos, y a veces sucios, bigotes rosas pegados al parachoques. Los conductores saludaban a los pasajeros con un choque de puños.

Baga fue consultor en el primer intento de Lyft, llamado Zimride, cinco años atrás, y se mantuvo en contacto con los fundadores de la compañía: Logan Green y John Zimmer. “Me parecía una locura en ese momento, pero me encantaba, encantaba, encantaba la pasión de John y Logan”, dijo Baga. “La verdad, estaba sorprendido con todas las ideas, la consideración y la determinación que tenían”.

Lyft ha renovado su imagen. Hoy, su eslogan es: “Un viaje cuando lo necesites”. Ese es el mensaje que Baga está proponiendo a posibles socios corporativos. Con un equipo de más de 100 empleados, ha conseguido bastantes nuevos clientes corporativos. Lyft firmó con 100 clientes, con los que trabaja directamente. Además, dicen que empleados de mil compañías adicionales también usan Lyft. La empresa ha llegado a acuerdos con Hewlett Packard Enterprise, Airbnb e Intuit desde que se unió Baga. Airbnb subsidia parte del costo de un Lyft para sus empleados que se mueven desde y hasta el transporte público. Hewlett Packard Enterprise recomendó a Lyft para viajes corporativos.

BATALLA CUESTA ARRIBA

Arun Sundararajan, profesor de la escuela de negocios de la Universidad Stern en Nueva York, dijo que ganar clientes corporativos es una batalla cuesta arriba para Lyft. “Pienso que en este mercado Uber está mejor posicionado que Lyft, en parte porque Uber tiene un mayor rango de opciones y una fracción mayor de vehículos de lujo”, dijo Sundararajan, autor del libro The Sharing Economy (“La economía colaborativa”).

Baga dijo que Lyft está ganando clientes en parte por su relación con el conductor (como en Uber, los conductores de Lyft son contratistas independientes, pero muchos de ellos son completamente fieles a la compañía, incluso después de una ola de despidos a principios de este año). También recientemente, Lyft creó un programa de planificación llamado Concierge (conserje), que permite que empresas organicen de antemano los viajes de sus clientes. La compañía dijo que está dispuesta a personalizar sus servicios para hacerse cargo de las necesidades de sus clientes, algo que muchas compañías de tecnología no están dispuestas a hacer.

Un ejemplo de esta personalización es una asociación con CareMore, un programa de Medicare. CareMore, de Anthem, recoge y lleva a pacientes médicos no de urgencia a sus citas médicas. Lyft está coordinando con un servicio especializado de transporte y aportando su propia red de conductores. Los tiempos de espera son de alrededor de 8 minutos en promedio, mucho más rápido que el anterior socio de CareMore, dijo la compañía.

“Ellos se han interesado realmente en el problema de ¿cómo atender a un paciente con necesidades diferentes?”, dijo Sachin Jain, presidente de CareMore.

CareMore dijo que este es un programa piloto. El servicio de transporte tendrá que convencer a Jain y a muchos otros clientes antes de que pueda ser un rival del tamaño de Uber.

“Pienso que tener una participación mayoritaria en el mercado es la meta”, dijo Zimmer, cofundador y presidente de Lyft. “La meta siempre ha sido la misma: reemplazar la propiedad de automóviles”.