4 consejos que te mantendrán seguro en un mundo hiperconectado
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

4 consejos que te mantendrán seguro en un mundo hiperconectado

COMPARTIR

···

4 consejos que te mantendrán seguro en un mundo hiperconectado

Internet es un abanico inmenso de recursos y herramientas. Procurar el uso adecuado de nuestra información es una buena forma de mantenerla asegurada.

No se puede afirmar que nunca vamos a sufrir de robo de identidad u otros ataques en redes, pero sí que podemos estar prevenidos.

Redacción
06/04/2018

Hoy en día las empresas canalizan la información más importante a lo digital. Guardan en servidores los datos sensibles de sus clientes, y buscan candados más efectivos y actualizados para la protección de toda la información con la finalidad de no caer en un robo de identidad.

En su reporte de 2017, IAB México -organismo global que representa a la industria de publicidad digital- estimó que en 2016 un 60 por ciento de los mexicanos eran usuarios de internet. Es decir, 71.5 millones de internautas acceden a la red a través de smartphones, tablets y computadoras, no siempre personales.

Internet, con todos los recursos que ofrece, también es campo abierto para el uso fraudulento de la información e incluso para otros delitos que apenas se están contemplando mundialmente. El uso de las tecnologías digitales ha facilitado la vida, sólo hay que tomar precauciones para que sea una herramienta confiable. De acuerdo con información de Chubb Seguros México, estos consejos serán de gran ayuda.

1. Cuida tu información

Esto parece algo obvio, se trate o no del mundo digital. La cuestión es que en la red lo que se sube permanece para siempre. Cuando alguien envía una imagen o comparte sus datos, basta con que una sola persona la vea para que forme parte del extenso compendio de contenido 2.0, aunque el archivo original sea eliminado. Es importante no enviar información financiera personal por medios cuya seguridad desconocemos. Si usamos la banca en línea y realizamos compras hay que revisar el sitio en donde lo hacemos: conectarnos a una red privada, verificar que la dirección inicie con https, y que nuestras claves de acceso y números personales no queden guardados, a la vista de todos.

2. Usar un antivirus

Si bien puede pensarse que no es necesario, a menos que se acceda a páginas web dudosas o se descarguen archivos multimedia, la verdad es que contar con una adecuada protección contra virus es indispensable para mantener funcionando correctamente nuestros dispositivos y tener nuestra información en su lugar. Las opciones pueden parecer demasiadas, así que lo mejor es seguirle la pista a desarrolladores de prestigio que cuentan con una amplia experiencia y un trabajo constante en la mejora de sus productos.

3. Revisa qué contenido es adecuado

Si tienes hijos este punto es clave. Internet es un mundo de información, diversión, música y películas, pero también un catálogo de contenidos que definitivamente no son aptos para menores de edad. Lo ideal es, siempre, estar al pendiente de lo que ven los niños, pero una escapada de apenas minutos puede bastar para que entren a sitios que normalmente no visitarían. Afortunadamente, en la actualidad existen filtros de control parental que nos permiten bloquear ciertos enlaces, fotos y demás, para que en todo momento podamos estar tranquilos.

4. ¿Ya estoy completamente seguro?

Es verdad que muchas personas buscan navegar de manera responsable y sin exponerse, pero a veces esto se sale de nuestro control. Según la Condusef, en 2016 el 45 por ciento de los internautas fueron víctimas del crimen cibernético y, para el primer semestre de 2017, el robo de identidad por medios digitales fue 285 por ciento más alto que en el mismo período del año anterior. ¿Podemos protegernos? Sí. La prevención, siempre. Sea mediante la navegación responsable, el cuidado de las tarjetas de crédito y débito o, desde luego, con un paquete integral que proteja nuestra vida digital en todo momento.

No se puede afirmar que nunca vamos a sufrir de robo de identidad u otros ataques en redes, pero sí que podemos estar prevenidos. Cada vez se vuelve más importante contar con un seguro que nos acompañe al navegar y que complemente la cobertura que ya se ofrecía en antiguos productos.

Internet es un abanico inmenso de recursos y herramientas, y la transición hacia el uso de la tecnología como principal auxiliar va de forma acelerada. Se debe procurar un uso adecuado de nuestra información y encontrar la manera de mantenerla asegurada.