Suplementos

Unidades de almacenamiento, de enorme tamaño a caber en tu bolsillo 

La información que se genera está creciendo y es más compleja que nunca. Las posibilidades del mundo digital son infinitas y puedan ayudar a mejorar vidas, curar enfermedades, abrir nuevos mercados y resolver algunos de los desafíos más difíciles.
Redacción
28 noviembre 2014 11:35 Última actualización 30 noviembre 2014 5:0
Escáner de huella digital al servicio de la salud

Dispositivo que almacena información de pacientes mediante su  huella digital. (Bloomberg/Archivo)

Las unidades de almacenamiento digital han evolucionado mucho en los últimos 60 años. Han pasado de ocupar habitaciones enteras y tener costos tan altos como 10 mil dólares por Mb, a dispositivos que almacenan más de un Tb y pueden guardarse en el bolsillo.

El mundo se volvió digital, la información que se genera está creciendo y es más compleja que nunca. Surgen posibilidades: para mejorar vidas, curar enfermedades, abrir nuevos mercados y resolver algunos de los desafíos más difíciles del mundo. Las posibilidades son infinitas.

Hay componentes tecnológicos que por sus características son poco vistosos y difíciles de entender, a diferencia de los sorprendentes gadgets que inundan los centros comerciales. Las unidades de almacenamiento de datos, son un buen ejemplo, de piezas sorprendentes, que constituyen el soporte de grandes innovaciones.

NetApp es una empresa dedicada a crear soluciones innovadoras para el almacenamiento y la administración de datos, además de ser piezas fundamentales para instituciones financieras, gobiernos y cadenas comerciales, aquí presentamos dos aplicaciones menos conocidas, pero que ejemplifican muy bien hacia donde está evolucionando el Universo Digital.

1
LOS DATOS PUEDEN DAR ESPERANZAS DE VIDA

Tomar decisiones rápidas con información en tiempo real, tiene un impacto directo en las vidas de los pacientes. “Be The Match” es una organización sin fines de lucro que vincula pacientes con donantes, educa a profesionales de la salud y lleva a cabo investigaciones para salvar vidas.

Muchos pacientes enfermos, necesitan a un donante compatible para tener una esperanza de vida. Cuando una enfermedad evoluciona rápidamente, la ventana de oportunidad para identificar un donante y realizar un trasplante puede ser de meses o incluso semanas. La reducción del tiempo en que se hace el trasplante mejora la posibilidad de supervivencia.

Para las personas en riesgo por cáncer de sangre -como la leucemia y el linfoma- u otras enfermedades, existe una cura. Be The Match vincula a los pacientes con su donante compatible para un trasplante de médula o de sangre de cordón umbilical. Be The Match proporciona a los pacientes y sus familias apoyo individual, educación y asesoramiento antes, durante y después del trasplante.

“Be The Match” ha duplicado sus registros anuales de donantes mediante la construcción de un nuevo portal de reclutamiento, que ayudó a aumentar su registro anual de un promedio de 360,000 en los años 2000 a 2008, a cerca de 850,000 donantes en los últimos dos años.

Analizar las posibilidades de compatibilidad, es una tarea compleja, cuyo éxito depende en gran medida de la velocidad con que se puedan llevar a cabo el procesamiento de la información disponible y que por las implicaciones que tiene, se vuelve un proceso en donde no hay lugar para interrupciones del servicio.

El rendimiento y ancho de banda son factores fundamentales para el éxito de análisis complejos y algoritmos de coincidencia.

NetApp ha permitido reducir los requisitos de capacidad de hasta 900TB en plataformas alternativas, ahorrando espacio de deduplicación, compresión, clonación y replicación, y simplificando la administración general, sin añadir nuevos recursos, así como mejorar la visibilidad de la información y el intercambio entre las aplicaciones y grupos de usuarios, lo cual es crítico para su red de socios de 525 organizaciones afiliadas en 40 países.

Debido a que casi la mitad de todos los trasplantes implican un donante o receptor internacional, Be The Match pondrá sus servicios a disposición de sus afiliados a través de una nube privada construida mediante tecnología de NetApp.

 [Página Oficial de Facebook del CERN] El CERN afirmó que aún debe aclarse si el bosón complementaría la explicación del funcionamiento del universo. 
1
REVELANDO LOS SECRETOS DEL UNIVERSO

Hay conceptos que se vuelven populares en los medios de comunicación, aunque son extraordinariamente difíciles de explicar. Este es el caso del llamado bosón de Higgs, una partícula elemental propuesta en el denominado “modelo estándar”, en 1964 por Peter Higgs y que por muchos años fue objeto de una larga y complicada búsqueda.

La Organización Europea para la Investigación Nuclear, comúnmente conocida como CERN, es el mayor laboratorio de investigación en física de partículas en el ámbito mundial. Se creó hace 60 años en Suiza y es una de los sitios que más impulsan la innovación en la ciencia. Ha desarrollado tecnología sorprendente a partir del experimento más grande y más caro en la historia del planeta.

En 2012, el CERN anunció la observación del bosón de Higgs, pero se necesitaría más tiempo y datos para con- firmarlo, lo que sucedió hasta marzo de 2013. Después de una vida dedicada a la investigación, en octubre de 2013 Peter Higgs, junto con François Englert, recibieron el Premio Nobel de Física “por el descubrimiento teórico de un mecanismo que contribuye al entendimiento del origen de la masa de las partículas subatómicas, y que fue confirmado gracias al descubrimiento de la predicha partícula fundamental, por los experimentos ATLAS y CMS en el Colisionador de Hadrones.

Desde el 2006, el CERN ha confiado la administración de sus datos a la tecnología de NetApp. De cierto modo, esta organización no es igual a ningún otro lugar en el planeta, dada la complejidad tecnológica necesaria por el tipo de experimentos que llevan a cabo. Sin embargo en cuestiones de TI, el CERN es en realidad como cualquier otra organización que enfrenta el desafío de un crecimiento monumental de datos y de la complejidad de gestionar volúmenes masivos de información de forma constante.

Los experimentos del CERN crean 600 millones de colisiones por segundo, lo que genera datos en la impresionante cantidad de 1 millón de GB por segundo. Aún después de filtrar esta información, en el CERN quedan más de 20 PB de datos restantes de los experimentos cada año, los cuales deben almacenarse permanentemente y distribuirse entre los físicos de todo el mundo para su análisis.

La base de datos del acelerador, crece a un ritmo de 50 TB por año y tiene más de 4.1 billones de filas de datos. Lleva tres semanas calentar los imanes en el Colisionador y tres semanas enfriarlos, así que cualquier perdida en los datos representaría una catástrofe para los científicos y para la organización.

Los dispositivos ya son comercializados en tiendas en línea. (Tomada de Amazon)