Suplementos
viajes

Una boda inolvidable frente al Mar de Cortés 

La preparación de un boda en la playa podría llevar hasta seis meses, sin embargo, cuando llega ese día, los novios sólo deben preocuparse por disfrutar de su evento en medio de las maravillas naturales y la atención de los especialistas.
Nallely Campos
23 junio 2015 14:0 Última actualización 26 junio 2015 17:22
Boda playa

Casarse en un playa con el mar como testigo, resultará una experiencia inolvidable. (Tomada de Beachweddingshere.wordpress.com)

Al caer la noche, una pareja de enamorados baja al restaurante del hotel con el fin de disfrutar juntos una cena antes de dormir. La orden está hecha, momentos antes de iniciar la comida él se levanta con el pretexto de subir a la habitación por su celular, lo olvidó y tiene pendiente una llamada del trabajo. Han pasado 30 minutos y aún no regresa al punto de inicio, la joven ya molesta se levanta de su asiento.

Sin embargo, uno de los meseros le entrega una nota pues al parecer su novio ha cambiado de opinión y prefiere tomarse una copa con ella en el bar, así que, escoltada por personal del hotel, llega a este sitio donde encuentra sólo una recado más acompañado por la primera foto que se tomaron juntos y su bebida favorita; la búsqueda continúa hasta llegar a una cena a orilla del Mar de Cortés, donde entre música, velas y vino, le espera un ¿te quieres casar conmigo?

1
LOS CABOS

Historias como estas se viven a diario en Los Cabos, uno de los cinco municipios del estado de Baja California Sur, preferido por los amantes del golf, la pesca, el buceo y, por supuesto, parejas de enamorados que deciden confesar sus sentimientos bajo las estrellas. Y es que este lugar es considerado por el Consejo de Promoción Turística de México entre los cinco principales destinos nacionales enfocados a este segmento, siendo la boda de Adam Levine, vocalista de Maroon 5, con su novia la modelo Behati Prinsloo, uno de los casos más sonados en la actualidad.

Entre las opciones que existen para la realización de este tipo de eventos en el destino destaca el hotel One&Only Palmilla, mismo que después de seis meses cerrado debido a los daños ocasionados por el huracán Odile, reabrió sus puertas en abril de este año.

El Resort ha sido reconocido como uno de los complejos más lujosos de América del Norte a través de la distinción AAA Five Diamond Rating, cuenta con una gran variedad de experiencias gastronómicas, desde la cocina “mexiterránea”, hasta la europea y asiática, además del sushi fresco y ceviches preparados por chefs con estrellas Michelin.

boda Iberostar hotel
1
HISTORIA DE CUENTO


Una buena manera de comenzar la aventura romántica en este destino es a través de un masaje relajante en alguno de los spas, que permitirá reducir el estrés por el acontecimiento que está a punto de suceder, ya que “cuando uno visita este tipo de sitios siempre busca obtener una relajación completa. Los usuarios no sólo vienen por un masaje, buscan una experiencia completa”, explicó en entrevista Vanesa Infante, directora del Spa de One&Only Palmilla.

Así, después de 50 minutos libres de estrés, los novios se preparan para vivir su boda, no sin antes degustar un poco de jugo de frutas, unos minutos en el sauna o el vapor, para comenzar a prepararse bajo el conocimiento de profesionales de la talla de Jonathan Antin, Amanda George e, incluso, el francés Bastien González.

La preparación de eventos de este tipo se hacen hasta con seis meses de anticipación; sin embargo, hay bodas que se dan en menos tiempo, según comentó la especialista Arianna Ocampo, wedding manager. Por lo que el día de la boda, los novios sólo deben preocuparse por disfrutar de su evento, así como no perderse de conocer el contraste de dos ciudades distintas en este destino: San José de los Cabos y Cabo San Lucas, unidas por un corredor turístico que contrasta los paisajes desérticos de la región con románticas playas y costas, caracterizadas por su mar azul zafiro con arena dorada.

Además de no olvidar dar un paseo por el Arco del Fin del Mundo, una estructura rocosa que se encuentra justo en el lugar donde convergen el Mar de Cortés y el Océano Pacífico. Para llegar es necesario contratar una embarcación que realice el recorrido, ya estando ahí, se puede pedir visitar la Playa del Amor, localizada a 100 metros del arco, famosa por ser la última bañada por el Mar de Cortés antes de llegar al Océano Pacífico. A corta distancia es posible observar colonias de leones marinos que toman el sol sobre las rocas.

Una boda a 12 metros bajo el mar. (Cortesía)
1
EL DÍA ESPERADO


Después de los paseos por el destino, el gran día llegó, los estilistas han preparado a los novios, el nerviosismo existe, pero la emoción es más fuerte aún. Una carrosa antigua jalada por caballos llega por la novia, con el fin de trasladarla a la capilla de Palmilla, tan sólo hacen falta los ratones y que una de sus zapatillas se caiga mientras asciende por las escaleras, para creer que se está viviendo el final de un cuento de fantasía.

En la capilla esperan familiares y amigos, quienes observan el rostro de emoción del novio, la boda se realiza y lleva a los invitados a la orilla del mar para continuar con la fiesta, este es el fin de un viaje diferente por Los Cabos y el inicio de una historia de amor de una pareja de visitantes. A partir de ahora, ya no verán este destino de la misma manera.

La silueta y la personalidad de la novia son tan determinantes como el lugar donde se va a casar. (Cortesía)