Suplementos
autos

Por las calles de NY en un taxi Nissan NV200 construido en Cuernavaca

La Van NV200 tiene capacidad para cuatro personas y en la que todos sus materiales han sido estudiados cuidadosamente, como el uso de revestimientos para evitar olores, telas de mayor transpiración en asientos y hasta la visibilidad de la torreta, el aviso a otros autos que se encuentra en ascenso y descenso.
Guillermo Lira
10 abril 2015 13:36 Última actualización 21 abril 2015 8:51
Van Nissan NV200 taxi, tomada de http://www.nissanusa.com

La Nissan NV200, construída en Cuernavaca, ya recorre las calles de Nueva York. (tomada de http://www.nissanusa.com)

Manejar en Manhattan no es cosa fácil, hacerlo todo el día y ser cómplice de uno de los preferidos y más eficientes medios de transporte de la ciudad más poblada de Estados Unidos requiere de mucho más que un vehículo. Durante años hemos visto grandes sedanes, minivans y hasta SUVs surcando las calles y avenidas de la Gran Manzana.

Nissan vio la oportunidad y desarrolló la NV200, un proyecto que no es fruto de la oportunidad de un mercado, sino de los estudios de quien lo maneja, quien lo usa y finalmente de la adaptación para la ciudad en que se usa.

1
DE MORELOS PARA NY

La NV200 como buena Van sienta cuatro personas, en la parte frontal va el chofer dividido por una pared de acrílico transparente y todos sus materiales han sido estudiados cuidadosamente, como el uso de revestimientos para evitar olores, telas de mayor transpiración en asientos y hasta la visibilidad de la torreta, el aviso a otros autos que se encuentra en ascenso y descenso.

Es fruto del diseño del estudio de la empresa en California, probado y desarrollado en Michigan, probado en los difíciles climas de Arizona y construido en la planta de Nissan Civac en Cuernavaca.

Van Nissan NV200 taxi, tomada de http://www.nissanusa.com
1
DE CONDUCTOR A PASAJERO

He de decir que para encontrar todos sus equipamientos habría que manejarlo un mes como lo hicieron varios taxistas de Nueva Yok, quienes recorrieron el equivalente a 300 veces la distancia de las calles de la isla, para dar su parecer en cuanto al producto. Manejamos la versión a gasolina que ya de por sí es un gran aliado con suficiente torque, pero también con la economía que un negocio de transporte busca.

Como conductor debo destacar que cuenta con una mucho mejor visibilidad que sedanes y camionetas, la altura de manejo mejora la postura y por lo tanto reduce el cansancio, estrés, etcétera. Como se dividen la parte del conductor y la trasera, da privacidad al pasajero; y dado que posee un intercomunicador hay mejor acústica de comunicación entre ambas cabinas, lo que se traduce en mejor entendimiento y un viaje más confortable.

De hecho, el aire acondicionado es también de ambas zonas, con lo que el conductor puede ir a su parecer y el pasaje a la temperatura que decida. Recuerde que no es lo mismo ir todo el día en el vehículo que subirse unos minutos dentro de él.

Como pasajero, entrada y salida son más cómodas que en ningún otro, el equipaje viaja mejor acomodado, es más fácil cargarlo y estibarlo y sus compuertas traseras son más fáciles de operar que un portón superior o una cajuela.

La independencia de olores, música, ambiente y temperatura con el habitáculo frontal, además de cargadores USB y para clavijas normales, da como resultado una mucho mejor experiencia que en viajes dentro de vehículos mas bajos y con puertas de apertura normal.

Qué le cuento del techo de cristal, que da vistas inolvidables para visitantes y siempre descubre cosas nuevas para habitantes de la ciudad.

Van Nissan NV200 taxi, tomada de http://www.nissanusa.com
1
TAXI, TAXI…

Este es el primer taxi que manejo y en Nueva York lo hizo aún más interesante: tráfico intenso, una visibilidad óptima necesaria para ver peatones y obstáculos de todos tipos, así como intercomunicarse sin tener que voltear a ver al pasaje y contar con una ergonomía perfecta con asiento de seis vías de ajuste, me hizo sentirme seguro, visible – esencial para el negocio de taxi -, así como poderoso con los retos de la dificultad, ya sea aceleración repentina, frenado o cuidado del pasaje en entrada y salida.

Torreta prendida en naranja significa “Pásele, hay lugar” en uno de los vehículos de Taxi más seguros tanto para pasajeros como peatones, aprobado por los principales institutos de seguridad en el mundo.

Ya son 600 los taxis mandados de Civac hasta Nueva York, seguramente aumentarán en número y en algún momento se usarán en otro lado. Por lo pronto a inundar la Gran Manzana con el taxi de Civac.

Van Nissan NV200 taxi, tomada de http://www.nissanusa.com