Suplementos
emprendedores

Pensar diferente e ir a contracorriente, premisa para emprendedores

Bill Aulet, considerado un gurú en temas de emprendimiento, dijo que los emprendedores tienen que ser muy eficientes, dado que están compitiendo contra los colosos del mercado, contra los que ya son exitosos y sí tienen recursos.
Margarita Solís Peña
22 abril 2015 9:44 Última actualización 24 abril 2015 4:50
Bill Aulet, catedrático del MIT, Suplemento/Especial

Bill Aulet, catedrático del MIT, ve en México un ambiente propicio para emprender. (Suplemento/Especial)

El mundo de los negocios está en constantes cambios con nuevos modelos y técnicas a aplicar para que sí funcione una nueva empresa. El emprendimiento es considerado una tendencia a la que ya se le dedica tiempo en las universidades más importantes del mundo.

Bill Aulet, considerado un gurú en temas de emprendimiento, catedrático del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés, Massachusetts Institute of Technology), visitó México para compartir sus vastos conocimientos, ya que él mismo fue emprendedor en diferentes sectores después de 25 años de una exitosa trayectoria empresarial.

Durante una entrevista, Aulet habló sobre los retos a enfrentar, por ello hizo referencia a la historia bíblica donde David tiene que estar concentrado y ser eficiente para vencer el reto que tiene enfrente, que es el gran Goliat.

1
IR A CONTRACORRIENTE


Una premisa para los emprendedores es pensar diferente y estar dispuesto a ir en contracorriente, además de considerar que sus recursos para llevar a cabo su idea serán limitados, entonces, dijo Aulet: “tienen que ser muy eficientes, dado que están compitiendo contra los colosos del mercado, contra los que ya son exitosos y sí tienen recursos, entonces la eficiencia y la concentración es importante para ello”.

El catedrático del MIT rompe con un mito: emprender no es un deporte individual, es una cuestión de equipo y mientras más jugadores capacitados participen más exitosa será la idea y el proyecto. La participación del gobierno dentro del tema del emprendimiento aún no queda del todo definida en el mundo, ya que algunas veces es mejor que no intervenga, pero en cuestiones regulatorias sí puede ayudar como es en el caso de Escocia.

En México ve un ambiente propicio para emprender, debido a que se cuenta con un buen sistema educativo, un gobierno relativamente estable y acceso al mercado más influyente del mundo, el estadounidense. Sin embargo en el panorama mexicano hay dos temas problemáticos: la corrupción y la falta de seguridad.

“Son dos riesgos muy grandes que se suman a todos los que ya tiene un emprendedor cuando está llevando a cabo su idea”, aseguró.

Empresas exitosas
1
TENGO UNA IDEA

Aulet desarrolló un mecanismo para que una idea emprendedora sea exitosa. Inicialmente hay que plantearse tres razones para crear una empresa: “Tengo una idea, Tengo una tecnología y Tengo una pasión”.

A partir de ahí, creó 24 pasos para lanzar una startup innovadora, sostenible y por tanto exitosa. Para él ésta cifra es un punto medio: “ni muy simple, ni muy complicado”.

En su libro “La disciplina de emprender”, explica que cada uno de los 24 pasos trata un aspecto diferente, pero todos ellos pueden agruparse en seis grandes temas: ¿Quién es tu cliente?, ¿qué puedes hacer por tu cliente?, ¿cómo adquiere tu cliente el producto?, ¿cómo obtienes dinero con tu producto?, ¿cómo diseñas y fabricas tu producto? y ¿cómo consigues que tu empresa sea escalable?

Aulet recomienda hacer los 24 pasos en orden, ya que en cada uno de ellos se aprenderán cosas que puedan llevar a revisar el trabajo que se haya hecho en pasos anteriores. “Sí tiene que haber cierto rigor en los pasos para llevar a cabo una idea, debes tener pasos rigurosos y seguirlos disciplinadamente.

Las cosas buenas toman tiempo y para emprender se requiere tiempo”, añadió. Para el autor emprender es como un deporte: “casi nadie es bueno por naturaleza en un deporte, tienes que practicar, desarrollar habilidades e irlo puliendo. En el libro incluí información que me hubiera sido útil hace 20 años para llevar eficientemente mis ideas.

inversiones