Suplementos

Jeep Wrangler Willys, apta para cualquier tipo terreno 

Un Wrangler no contará con el equipamiento de lujo que algunos otros vehículos de Jeep ofrecen, no es un Cherokee y no pretende llenar de amenities el interior, pero conquista con elementos de tecnología necesarios, y que son muy bien recibidos.
Marco Alegría
24 octubre 2014 9:9 Última actualización 26 octubre 2014 5:0
Jeep Wrangler Willys, suplemento/especial

Jeep Wrangler apto para cualquier terreno.  (Suplemento/special)

Sorprendente, así es cada instante al volante de un Jeep Wrangler, tanto que hasta un amante de la velocidad como quien escribe, puede dejar de lado las ganas de contar con un manejo deportivo y dinámico cuando se sube a un automotor de leyenda.

Un Wrangler no contará con el equipamiento de lujo que algunos otros vehículos de Jeep ofrecen, no es un Cherokee y no pretende llenar de amenities el interior, pero conquista con elementos de tecnología necesarios, y que son muy bien recibidos: sistema Uconnect Voice Command y Bluetooth para interactuar mediante el teléfono móvil y las llamadas recibidas, controles de audio al volante, pantalla táctil, cargador de discos compactos y un sistema de aire acondicionado que funciona a la perfección, no resta potencia a la potencia del motor y hará que su viaje por las sabanas africanas, o a través de las montañas de Valle de Bravo sea sumamente placentero.

1
APTO PARA DISFRUTAR EN LA CIUDAD

A la fecha, Jeep logra fusionar el manejo de un legítimo Wrangler Willys todoterreno con tracción 4WD, para entregar un vehículo completamente apto para disfrutarse en ciudad, y es que durante nuestra prueba de manejo con duración de una semana, acudimos a la oficina, al supermercado, al centro comercial con todo y asiento para bebés, e incluso a una cita amorosa con el Willys, y déjeme decirle que se comportó a la altura de toda circunstancia. Lo mismo toma el asfalto de la ciudad y sube al segundo piso del periférico para conquistar el panorama, que se ajusta a las calles angostas de la capital, pero… …

......llegado el fin de semana y con la emotividad de probar cada una de sus prestaciones off-road, decidimos someterlo a la prueba más demandante que se le haya hecho a un vehículo de sus capacidades por esta redacción, y aquí el resultado: ¡Todo lo puede!

Asimismo, y mencionando los datos más importantes con respecto al tren motriz, su motor es un V6 de 3.6L Pentastar de 285 caballos y 260 libras pie de torque, poder acoplado a una caja de transmisión automática de 5 velocidades de muy buen desempeño, hacen que el camino en seco sea una delicia, pues a pesar de que en principio quisiéramos una caja manual, pronto nos damos cuenta lo bien que trabaja tanto en ciudad como en el fango.

Igualmente, para la salida a carretera su sistema de control electrónico de velocidad se encarga de mantener la velocidad en casos superiores a 40 km/h, o si lo prefiere, utilizando el sistema semi-manual a partir del Autstick moviendo la palanca de izquierda a derecha en la posición D.

Jeep Wrangler Willys, tomada de http://www.netcarshow.com/jeep/2014-wrangler_willys_wheeler/800x600/wallpaper_01.htm
1
OFF-ROAD


Utilizamos la tracción en las cuatro ruedas al máximo, ayudados por la transferencia Command Trac I 4WD System y el Control de Descenso de Montaña, mientras que el eje trasero cuenta con un diferencial
Trac-Lok, que asegurará la fuerza con la que se empuja en terrenos sinuosos, pantanosos e “imposibles” de abordar, pero no con un Willys, con este Jeep todo se puede.

Cuando hablamos de un Wrangler contamos con una caja de transferencia que ofrece cuatro modos de posición: 2H, 4H, N y 4L. Ahora bien, ¿cómo ubicar el cambio necesario de acuerdo a su manejo?

2H será para superficies secas o pavimento, incluso en carretera; 4H, únicamente para superficies resbaladizas, esta transferencia llevará la misma velocidad a las 4 ruedas, mientras que en este tipo de manejo el testigo 4WD alertará al conductor para que considere que la tracción está siendo ejercida en las cuatro ruedas (no confundir con AWD); 4L, testigo 4X4 se enciende, y deberá tener cuidado ya que la velocidad a la que gira el motor es tres veces mayor a aquellas posiciones 2H y 4H para la entrega de una cantidad de torque superior, por lo que jamás deberá conducir a altas velocidades, sea muy suave con el acelerador pero constante, o de lo contrario podrá causar daños graves a la caja de transferencia, este modo de manejo está destinado únicamente a superficies resbaladizas o rocosas, asimismo destacaremos la articulación del automotor, que se comportó de manera casi intuitiva sobre las superficies “peligrosas” y jamás se sintió peligro de volcadura.

Asimismo, el espacio interior es bastante cómodo, hasta para 5 pasajeros y respectivo equipaje, o para un conductor y una pequeña mudanza. Es decir, que sea o no su deseo de comprar un Wrangler solo para los caminos de la ciudad, podrá tener a demanda un automotor legendario y capaz de llegar a cualquier tipo de terreno, pero lo más importante, salir de él viéndose así de espectacular: con tierra, lodo y una sonrisa en la cara.

Jeep Wrangler Willys, tomada de http://www.netcarshow.com/jeep/2014-wrangler_willys_wheeler/800x600/wallpaper_01.htm