Suplementos

Huasteca Potosina, una aventura azul turquesa

En una canoa de madera, remando río arriba por dos kilómetros, la naturaleza obsequia el mejor de los espectáculos, hermosos paisajes rocosos, cascadas y cuevas adornadas con aves que parecen posar para una fotografía.
Margarita Solís Peña
31 julio 2014 16:52 Última actualización 31 julio 2014 17:28
La Huasteca es una de las regiones que brinda varias opciones para los amantes de las aventuras y deportes. (Cortesía/Suplementos)

La Huasteca es una de las regiones que brinda varias opciones para los amantes de las aventuras y deportes. (Cortesía/Suplementos)

La naturaleza y aventura es lo que se vive en la Huasteca Potosina.

Además de los paisajes, lo más admirado y visitado son los ríos y las cascadas que son catalogados los más limpios de México, con agua transparente, azul turquesa.

En el municipio de Aquismón, cerca del poblado Santiaguillo, se encuentra el río Tampaón donde se puede apreciar la cascada de Tamul, joya de la Huasteca, que tiene 105 metros de altura y una cortina de 300 metros en tiempo de lluvia. Para llegar a ella se hace una travesía en una canoa de madera, hay que remar río arriba por dos kilómetros; el esfuerzo vale la pena ya que a lo largo del trayecto se aprecian hermosos paisajes rocosos por un lado y por el otro pequeñas cascadas que son adornadas con aves que parecen posar para la foto.

Después de unos minutos y siguiendo por la que los locales llaman “Riviera del Tampaón”, se comienza a escuchar la caía del agua, antes de llegar al cañón se puede disfrutar de un chapuzón y aventurarse a saltar desde las diferentes pendientes que llegan a medir 15 metros. El agua es fresca y tranquila, es una experiencia que vale la pena disfrutar.

Ya de regreso, se puede hacer una parada en la Cueva del Agua, donde es recomendable un chapuzón más, pero antes de llegar se puede ir admirando un largo río que cae justamente desde la cueva y que tiene breves caídas de agua y algo que parecen pequeñas albercas rodeadas de verde vegetación.

Otros ríos de la Huasteca son Valles, donde está el balneario El Bañito y el Taninul; en Tamuín están las lagunas de Patitos, Lagarto y Tansey; en el Salto se encuentra uno de los atractivos más conocidos, las Cascadas de Micos, en donde se practica el salto de cascada, hay diferentes alturas, desde cuatro a ocho metros; más adelante están las cascadas El Meco y Minas Viejas.

También están las cascadas de Tamasopo y su principal atractivo: el Puente de Dios, donde el agua erosionó en la roca e hizo un puente natural. Este lugar tiene una fosa azul turquesa y tres cascadas entre 15 y 17 metros.

1
RAFTING, UNA AVENTURA MÁS POR VIVIR

En los ríos de la Huasteca se puede practicar este deporte y al mismo tiempo disfrutar los hermosos paisajes que rodean los ríos, mayormente son cañones de roca caliza con diferentes formaciones, que además tienen combinaciones de colores: el blanco de las rocas, el verde de la selva y el azul turquesa o transparente del agua.

Para estos divertidos descensos en aguas rápidas no se requiere experiencia previa, aunque sí deben realizarse con los guías especializados y los servicios que ofrecen los diferentes operadores de la región.

Las mejores temporadas para practicar el rafting son entre noviembre y marzo, ya que los ríos fueron alimentados del agua de lluvia de los meses previos, todavía hasta el mes de junio son navegables. Si se realiza en otra temporada del año, las aguas son más bajas y los descensos más pausados.

En el río Micos se practica el rafting, se recomienda que sea entre julio y octubre; es uno río clase II y se requiere de medio día para disfrutarlo. Es un recorrido de 10 kilómetros.

El rafting en el río Tampaón se realiza dentro de lo que llaman el Quinto Cañón del sistema Santa María, es un recorrido de 15 kilómetros entre una combinación de rápidos con aguas calmas que son como pequeñas pausas debido al cruce con las rocas. Para esta actividad se requiere de un día completo.

En el recorrido por este río también se puede disfrutar de las cuevas de Mantetzulel (significa árbol de mante en medio de la milpa, en lengua tenek), en ese lugar se visitan tres cuevas, en una se camina sobre un andador de madera entre estalactitas y estalgmitas.

En otra cueva, nombrada El Espíritu Santo se ve un colapso de luz. El efecto sucede cuando los rayos del sol cruzan por el hueco de la cueva y sus enramados.

En la tercera caverna, el techo se colapsó con todo y vegetación, por lo que formó una pequeña glorieta con hermosas flores y plantas dentro de la cueva. Pareciera un pequeño invernadero.

El rafting es uno de los deportes que se pueden practicar en la Huasteca Potosina. (Cortesía/Suplementos)
1
AVES QUE COMPLEMENTAN EL PAISAJE

Los espectáculos naturales continúan, dos recorridos obligados, y que vale la pena destinarles varias horas del día para la observación de aves, son el Sótano de las Golondrinas y de las Huahuas. El primero, ubicado en Aquismón y con forma de campana, tiene una profundidad de 512 metros, en la parte de abajo caben dos canchas de futbol profesional. En algún momento este lugar era el refugio de golondrinas, pero a la fecha es habitado por vencejos.

Después está el sótano de la Huahuas, que significa guacamayas, ubicado en la comunidad de San Isidro, Tampaxal, con 478 metros de profundidad, ahí habitan vencejos de collar blanco y también golondrinas y periquitos verdes. Al ser habitada esa zona y comenzar la cacería de guacamayas, estas aves migraron al Cerro de la Pila.

En ambos sótanos las aves sobrevuelan en espiral y en cuanto encuentran la corriente de aire propicia se lanzan en picada al fondo del sótano. Salen al amanecer, con los rayos del sol vuelan con dirección al Golfo de México y regresan por la tarde, antes de oscurecer.

Se recomienda una estancia de al menos tres días en esta región de San Luis Potosí, ya que los recorridos son de entre 40 y 90 minutos para llegar a cualquier zona de la Huasteca.

La Huasteca Potosina. (Cortesía/Suplementos)

CÓMO LLEGAR: Si viaja en autobús se recomienda hacerlo de noche, el recorrido dura de siete a ocho horas desde la Ciudad de México a Ciudad Valles. Aeroméxico, Aeromar e Interjet tienen vuelos directos desde el D.F. al estado y Ciudad Valles, desde donde hay que seguir por carretera.

OPERADORES: La recomendación de la Secretaría de Turismo del estado es ir acompañado de un guía autorizado que asesore y apoye en las diferentes actividades, recorridos o visitas. Algunos de ellos son: Expediciones Huaxteca (certificado por la Federación Internacional de Rafting), Aventura Huasteca, Aldea Huasteca y MS Xpediciones. 

CLIMA: El clima es húmedo y caluroso, puede llegar a más de 45 grados. En los días de lluvia, dependiendo de la intensidad, si el guía lo decide se continúa o no con las actividades. No olvides llevar repelente de mosquitos, ropa cómoda y de algodón, mochila pequeña con un cambio de ropa y tenis o botas que sujeten bien el pie.