Suplementos

Empresas sostenibles,
el nuevo esquema empresarial

Según especialistas, las empresas sostenibles son aquellas que integran en su estrategia de negocios el uso eficiente de los recursos naturales como una vía para alcanzar un nivel de productividad que le permita competir con otras empresas.
Margarita Solís Peña
23 septiembre 2014 13:30 Última actualización 23 septiembre 2014 16:53
Empresas sostenibles. (Tomada de Suplementos)

MiPymes  y grandes empresas viven una transformación hacia la sustentabilidad. (Cuartoscuro/Archivo)

El modelo de crecimiento económico aplicado hasta ahora ha generado
crecientes desigualdades tanto en países desarrollados como en economías emergentes, coincidieron especialistas.

Cada vez está más claro que los mercados no pueden sostener tasas
de crecimiento que permitan la generación de empleos de calidad y que, a su vez, los lleven a una expansión.

Por ello las micro, pequeñas, medianas (MiPymes) y grandes
empresas están viviendo una transformación que las llevará a la
sostenibilidad.

1
USO EFICIENTE DE RECURSOS NATURALES

¿Qué es esto? De acuerdo con Isabel Studer, directora fundadora del Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) del Tecnológico de Monterrey, las empresas sostenibles son aquellas que integran en su estrategia de negocios el uso eficiente de los recursos naturales
como una vía para alcanzar un nivel de productividad que le permita
competir con otras empresas.

Un segundo elemento es la generación empleos de buena calidad y la adopción de esquemas que permitan una remuneración adecuada para los trabajadores, sin olvidar la protección de sus derechos.

“Un proyecto para ser sostenible no nada más debe ser viable desde
una perspectiva económica, no debe ir en detrimento de un uso eficiente de los recursos naturales que se utilizan para producción. Estos proyectos también deben atender los factores sociales, sobre todo ofrecer empleos de calidad para que esto se traduzca en la existencia de mercados robustos que permitan la continuación de la actividad económica en el largo plazo”, comentó Studer.

México impulsa la generación de energías limpias
1
ESQUEMAS DE GESTIÓN Y PLANEACIÓN

No todas las grandes empresas del mundo son sostenibles, pero ya están integrando en sus estrategias empresariales el uso eficiente de la energía, del consumo de agua y la reducción de residuos.

La especialista explicó que para ser sostenible el empresario debe aplicar la cultura del cambio, para ello debe ver sus fortalezas internas, reconocer cuáles son sus debilidades y revisar sus competencias,  y a partir de ahí hacer un 'benchmarking' o proceso de comparación entre sus competidores para entonces aplicar los cambios necesarios.

Además, para poder integrar la sostenibilidad dentro de una empresa se requieren esquemas de gestión administrativa y de planeación, es decir, un esquema de negocios que permita equilibrar e ir transformándola para conseguir estas metas, sin ir en detrimento de lo más importante, que es mantener la viabilidad económica y la competitividad empresarial.

Contaminación ambiental
1
OTRA VISIÓN

De acuerdo con Armando Laborde, director de Ashoka México y Centroamérica, las empresas sostenibles “son responsables hacia dentro”, es decir, son responsables en sus condiciones laborales, en su quehacer e implicación con el medio ambiente y en la aplicación de programas de responsabilidad social.

Las empresas sostenibles también son llamadas negocios inclusivos, negocios con propósito, negocio con impacto positivo y negocios de valor compartido, entre otros.

Es importante aclarar que el tema de sostenibilidad no sólo es un tema
de responsabilidad social corporativa, va más allá de utilizar una parte
del presupuesto de las utilidades para hacer donativos a comunidades.

Hoy, las empresas se replantean que en su propio quehacer empresarial tengan actividades de impacto positivo.

Un ejemplo son los restaurantes Toks, pues en sus acercamientos con comunidades descubrieron que no querían donativos sino tener acceso a mercados, de esta manera inició un programa de vinculación entre comunidades de escasos recursos para convertirlas en sus proveedores. Este es un impacto social directamente relacionado con el negocio mismo.

Laborde destacó que en muchos de los proyectos de emprendedores sociales, sobre todo constituidos en las organizaciones de sociedad civil, hay una tendencia de individuos que quieren resolver problemáticas sociales y ambientales, y están empleando mecanismos de negocio para lograr la sostenibilidad de sus proyectos.

Un ejemplo de ello es '¡Échale! a tu casa', un proyecto que buscó resolver la problemática de vivienda, empezó como fundación y después se constituyó como empresa para poder llegar a una mayor escala.

Zona Industrial Altamira Tamaulipas (Teresa Macías)
1
¿Y CÓMO NOS ENCONTRAMOS?

La Agencia de Responsabilidad Social, ResponSable, en su estudio
2013, Panorama de la Responsabilidad Social en México, identificó barreras importantes para las MiPymes, relacionadas con los retos de negocios y la carencia de recursos humanos y financieros que enfrentan: más del 30 por ciento de los encuestados que laboran en estas empresas mencionó las metas financieras más urgentes (contra el 23 por ciento de las grandes empresas) y la falta de tiempo y/o personal (contra el 20 por ciento de las grandes empresas).

Además, el 31 por ciento de las MiPymes considera que una de las barreras más importantes es que no saben cómo empezar en el tema, problemática que las empresas grandes no identificaron como una de las principales.

[Ello implicaría disminuir deducciones de prestaciones que conforman la previsión social de los trabajadores / Cuartoscuro]