Suplementos

AHMSA materializa expectativas y concreta
el Proyecto Fénix

Gracias al Proyecto Fénix, Altos Hornos de México logró en 2014 una cifra récord al generar cuatro millones 422 mil toneladas de acero líquido, 300 mil toneladas más respecto a un año antes. Los procesos de fabricación se centraron en acero planos.
Luis Zamudio Miechielsen*
28 abril 2015 13:27 Última actualización 28 abril 2015 15:31
AHMSA

A futuro, toca asegurar el autoabasto de los principales insumos. (Especial)

En 2014, finalizado el Proyecto Fénix, Altos Hornos de México logró una cifra récord en su historia operativa, al generar cuatro millones 422 mil toneladas de acero líquido, volumen superior en 300 mil toneladas a la producción del año anterior.

Una vez procesado ese acero primario para generar diferentes productos, la empresa envió a los mercados internos y externos un total de tres millones 939 mil toneladas de productos terminados, cifra superior a las tres millones 600 mil toneladas vendidas en 2013.

Para el presente año la meta es llegar a un volumen de alrededor de cinco millones de toneladas de acero líquido y continuar el desarrollo de nuevos productos.

La última unidad instalada fue el Horno de Arco Eléctrico, que está en periodo de pruebas y debe entrar en operación cuando las condiciones del mercado lo hagan conveniente.

Los procesos de fabricación se centraron en acero planos destinados a las industrias petrolera, de la construcción, metal mecánica, automotriz y de línea blanca, para aplicaciones en plataformas marinas, carros de ferrocarril, grandes contenedores para líquidos, maquinaria pesada y otras estructuras.

Es importante señalar que las nuevas unidades comprendidas en el Proyecto Fénix, principalmente el Molino Steckel, permitieron la fabricación de productos que antes el país importaba, como placa para uso en embarcaciones marinas –trabajo conjunto con la Secretaría de Marina– y placa ancha para procesos ulteriores destinados al mercado automotriz y de transporte.

A nivel de la empresa, en el área siderúrgica se materializan así los resultados esperados del enorme esfuerzo técnico y financiero que representó el desarrollo del Proyecto Fénix, que ya fue concluido en su integridad.

Nuestra tarea en adelante es continuar la capacitación del personal conforme al avance tecnológico y la incorporación de nuevos procesos e instrumentos, para marchar acorde con la transformación de la demanda hacia aceros de mayores especificaciones, como los destinados por ejemplo a las industrias automotriz, del petróleo y naval.

A la vez, nuestra óptica futura está enfocada en asegurar el autoabasto de nuestros principales insumos minerales, fierro y carbón, y lograr una máxima eficiencia energética, con énfasis en el aprovechamiento de los recursos en esta materia asociados a los yacimientos que constituyen parte de nuestro patrimonio industrial.

En el área de la minería del carbón, AHMSA cuenta con reservas gas que la empresa hasta ahora extraía por razones de seguridad y aventaba a la atmósfera o incineraba con base en un acuerdo con la ONU.

La virtud de la reforma energética en este aspecto es liberar el uso de ese recurso que se desperdiciaba, que tiene un potencial energético similar al del gas natural, y que podrá ser aprovechado integralmente.

De acuerdo a cálculos empresariales, en las labores mineras de AHMSA y otras compañías en la región carbonífera de Coahuila, se expulsaban a la atmósfera alrededor de 200 millones anuales de gas metano, que adicionalmente es unas 20 veces más contaminante que el CO2.

Además, la empresa ha manifestado interés en incursionar en la explotación de gas shale en las reservas mineras de carbón que posee en la zona y por las cuales ha venido pagando derechos desde hace décadas.

Paralelamente, se han aplicado en todas las áreas, con excelentes resultados, planes de eficiencia energética, que en lo principal comprenden la captura, conducción y uso de gases generados durante el propio proceso de producción, y se han instalado unidades de generación interna, como la Planta de Fuerza 7 y otras en construcción, que utilizan nuevas tecnologías de alta eficiencia, con resultado de costos comparativamente mucho menores.

* Director general de AHMSA.