Suplementos

Audi R8, preferimos manejarlo que ser IronMan

El R8 pueder ser ubicado por ser uno de los autos que condujo Tony Stark (Robert Downey Jr) en la cinta IronMan, pero para Audi es el modelo que corona sus esfuerzos por llegar a la máxima deportividad
Guillermo Lira
11 julio 2014 21:5 Última actualización 13 julio 2014 5:0
Etiquetas
El Audi R8 puede ser reconocido por haber sido uno de los autos que lució Tony Stark (Robert Downey Jr) en la cinta Iron Man. (Facebook Oficial Audi Autos EU)

El Audi R8 puede ser reconocido por haber sido uno de los autos que lució Tony Stark (Robert Downey Jr) en la cinta Iron Man. (Facebook Oficial Audi Autos EU)

Cuando nació el Audi R8, también iniciaba una nueva era para la armadora, una empresa que había luchado para llegar al lugar que Mercedes-Benz y BMW habían conquistado en los autos alemanes de alta gama.

Audi, poco a poco con su sistema quattro, su incremento en calidad y motores, fue como logró con décadas de ingeniería e innovación conquistar un lugar junto a los alemanes que siempre habían estado al frente, o por lo menos compitiendo en el mismo segmento.

Para Audi, el R8 es el auto que corona sus esfuerzos por llegar a la máxima deportividad. Antes de este súper deportivo nadie se podía imaginar que la marca compitiera con autos como Porsche o Ferrari.

He manejado el auto desde que se presentó por primera vez, varias ocasiones en pista, calle y como auto de diario en ciudad, y le puedo asegurar que es como prepararse su dosis de emoción personal cada vez que me he subido a él.

R8 EN LA ACTUALIDAD

Hoy en día cuenta con dos versiones de motor a la venta una V8 y un V10, con una gama de potencias que van de 430 caballos en su 4.2 litros, hasta 550 caballos de su V10 Plus de 5.2 litros, el cual también tiene una versión menor con 20 caballos.

El auto hoy cuenta con mejoras importantes, como la parte frontal, el conjunto lumínico, la parte trasera entradas más grandes que antes, y en general cambios que le hacen aún más atractivo y retador a la mirada. De la primera versión a ésta, verlo de frente es comprender que Audi no lo ha dejado estático sino mejorándolo en todo lo que ha podido.

Hoy en día, es uno de los súper deportivos que aunque vemos poco en la calle, todo entusiasta sabe que existe y el público en general lo reconoce por haberlo visto en la pantalla grande junto a Tony Stark.

COMO IRONMAN

Quien tiene uno de estos pocos ejemplares que existen en el país, sin duda se sentirá como todo un IronMan al manejarlo. Imagine un volante como no lo había visto nunca, con un tacto especial por estar forrado de alcántara, un interior que se asemeja a una cabina personal de un jet y que sin enfados sólo da prioridad al conductor como gritándole que se ha convertido en piloto al subirse.

Paletas detrás del volante para realizar los cambios de su caja S Tronic de siete velocidades, que en conjunto con sus sistemas de asistencia hacen la magia de disfrutar los mejores 3.5 segundos de su vida como conductor al acelerar a fondo y llegar a 100 km/hr (en la versión normal no plus esta emoción durará 3.8 segundos, poco más lento, pero poco más larga, cuestión de enfoques).