Sociedad

“Vive Masaryk”, un plan de acción para apoyar a los comerciantes

Autoridades buscan aliviar las dificultades financieras que han tenido los negocios de la zona a causa de las obras, que continuarán durante los próximos meses.
Rafael Montes
08 junio 2014 20:25 Última actualización 09 junio 2014 5:0
Obras Masaryk Edgar López

Aunque ya reabrieron la primera etapa, la normalidad no llega a la zona. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO. Para enfrentar las bajas ventas ocasionadas por las obras de remodelación en Presidente Masaryk, la delegación Miguel Hidalgo y la Secretaría de Desarrollo Económico del DF lanzarán esta semana el programa “Vive Masaryk”, para apoyar a los establecimientos de la avenida más importante de Polanco, mientras duren los trabajos.

Dicha campaña constará de 15 puntos y entre los apoyos están la aplicación del programa de seguro de desempleo para trabajadores, como los meseros; créditos para el pago de nóminas y acuerdos con los dueños de los inmuebles para “suavizar” la renta de los negocios en tanto no se concluyan los trabajos, detalló el jefe delegacional en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo.

En muchos casos de la avenida Masaryk, la renta mensual supera los cien mil pesos, cifra que varía de acuerdo el polígono, por lo que se busca que este monto pueda flexibilizarse en tanto no se recupera la afluencia normal de la zona.

Romo aseguró que 90 por ciento de los dueños de inmuebles estarían dispuestos a apoyar a los negocios.

La delegación atenderá, vía un call-center, a los establecimientos; además del cámper informativo en la esquina de Edgar Allan Poe.

El delegado en Miguel Hidalgo reconoció que ha habido fallas en el flujo de información a los comerciantes y estimó que las pérdidas son de entre 15 al 20 por ciento de sus ventas.

En todo el corredor Masaryk, la delegación tiene contabilizados a 95 comercios que será a quienes se ofrecerán los apoyos económicos y los incentivos.

Algunos restaurantes ya han comenzado a organizarse con eventos culinarios en conjunto, como la Cena a Seis Manos o Cocinando Polanco.

El mandatario delegacional aseguró que la obra, a cargo del gobierno central, “va viento en popa”, a pesar de que la primera etapa no ha podido concluirse a más de cuatro meses de que arrancaron los trabajos.