Sociedad

Veracruz denunciará a ferroviarias por abusos en “La Bestia”

El procurador, Luis Ángel Bravo informa que investigaciones revelan que personal de las empresas Ferrosur y Kansas City permiten que se cometan delitos contra los migrantes que abordan los trenes, por lo que darán parte a la PGR.
Oved Contreras/ Corresponsal
31 marzo 2014 19:40 Última actualización 31 marzo 2014 19:44
[Cuartoscuro]   Cada mes han encontrado entre 10 y 12 botes con cerca de 150 migrantes en total. 

En los trenes se realizan extorsiones y homicidios, expone el fiscal veracruzano. (Cuartoscuro)

XALAPA.- La Procuraduría General de Justicia del Estado presentará esta tarde ante la Procuraduría General de la República las denuncias penales correspondientes en contra de las compañías ferroviarias que transitan por la entidad y donde se generan los hechos de violencia en contra de migrantes a bordo del tren conocido como “La Bestia”.

El gobernador Javier Duarte de Ochoa cuestionó el por qué no se ha preguntado a las empresas ferroviarias sobre su responsabilidad para impedir que se suban los migrantes a un tren de carga donde no existen condiciones de seguridad para trasladar pasaje, por lo que se debe hacer un deslinde de responsabilidades.

Dijo que aunque el gobierno estatal vigile el tránsito de los migrantes, este fenómeno perdurará si las compañías no atienden la problemática a bordo de sus trenes.

Por su parte, el procurador de Justicia estatal, Luis Ángel Bravo Contreras, informó que algunas pesquisas dan como resultado que personal de las empresa Ferrosur y Kansas City, concesionarias ferroviarias, “complacen” y ayudan a que se cometan delitos en contra de los migrantes centroamericanos que viajan a bordo de “La Bestia”.

Afirmó que la Procuraduría General de la República tendrá que investigar en principio y posteriormente proceder en contra de quien resulte responsable de los delitos.

“Hay complacencia y además hay testimonios que indican que hasta cobran dinero por eso, todo eso ha generado delitos, es muy fácil ejemplificar que cuando en un vehículo se comete un delito o se encuentra mercancía ilegal, la autoridad en procuración de justicia toma medidas, en este caso se hará lo mismo, tanto en el ámbito local como el ámbito federal”, sostuvo.

El funcionario estatal indicó que a bordo de “La Bestia” ha habido lesiones, extorsiones, homicidios, ha habido “mil cosas” contra los migrantes y por lo tanto puede haber delitos federales, por ello es que darán vista a la PGR.

Mientras que el presidente de la Comisión de Justicia del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth, sostuvo que denunciar a las empresas ferroviarias donde se trasladan migrantes, como pretende hacerlo el Gobierno de Veracruz, no terminará con el problema de violencia que se genera en su camino hacia los Estados Unidos.

Agregó que las autoridades locales deben asumir su responsabilidad de brindar seguridad a quienes pasan por su territorio, y las vejaciones que reciben los indocumentados en el sureste mexicano incluyendo a Veracruz, es un tema de seguridad y no de control sobre el uso de las vías férreas.

“Es evidente que los migrantes no piden permiso a los operadores de las locomotoras ni a los empresarios dueños de las redes ferroviarias, sino que lo hacen de manera clandestina e ilegal, muchas veces llevados por tratantes de personas y por traficantes de personas”, comentó.

El legislador sugirió que las autoridades deben fortalecer los mecanismos de vigilancia y patrullaje, instalar puestos de control y generar una coordinación eficaz entre autoridades estatales y federales, que busque terminar con la violencia generada hacia los migrantes que hacen uso de los trenes.

Acusó que las autoridades han estado ausentes en la protección de los migrantes y por ello sufren los efectos de la delincuencia; “porque en el caso de las autoridades locales asumen que no es su tarea que es de la federación cuando no debe ser así porque se trata de personas que son agredidos por la delincuencia”.

El ataque de un comando armado hace un par de días en contra los migrantes que viajaban a bordo del tren conocido como “la bestia”, dejó como saldo dos indocumentados muertos y cinco heridos.