Sociedad

Tiene PGR 12 denuncias;
el DIF custodia a los niños

El operativo realizado en Zamora, Michoacán estuvo justificado, afirma el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, quien aseguró que la investigación del caso se realizará con cautela.
Rosalía Servín / Sandra Marina
16 julio 2014 21:21 Última actualización 17 julio 2014 5:0
Menores rescatados (Quadratin)

Entre los 458 menores de edad había seis bebés que vivían en condiciones de insalubridad y desnutrición. (Quadratín)

CIUDAD DE MÉXICO. El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó que ya se cuenta con la declaración de 12 víctimas, quienes han aportado más elementos a la investigación y confirman el maltrato psicológico, físico y sexual del que eran objeto menores y adultos en el albergue “La Gran Familia”, en Zamora, Michoacán.

En conferencia, el titular de la PGR señaló que pese al prestigio que tenía esa casa hogar se fincarán responsabilidades a quienes hayan incurrido en algún delito, por lo que la investigación habrá de llevarse con mucho cuidado.

Por su parte, el director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, expuso el relato de seis declaraciones de las víctimas, de las cuales dos coinciden en que había abusos sexuales entre internos, además de que eran obligados por el personal a cambio de una remuneración económica. También una de las víctimas declaró que les daban fruta podrida y pan con cucarachas y que eran golpeados con un palo.

CUSTODIAN A LOS MENORES

El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, ha asumido ya la responsabilidad de los 458 niños rescatados en Zamora, a quienes en coordinación con el DIF estatal y municipal, les brindan la asistencia jurídica, psicosocial, alimentaria y médica necesaria para garantizar su bienestar.

Así lo informó en entrevista con El Financiero, Adriana Luna Lozano, directora general jurídica y de enlace institucional del DIF nacional, quien vía telefónica desde Zamora, Michoacán, confirmó las desfavorables condiciones en las que se encontraban los menores.

“Estaban en condiciones de insalubridad, con enfermedades, ya hay dos hospitalizados; en condiciones de desnutrición”, dijo.

Enfatizó que las atribuciones del DIF empiezan con la asistencia y terminan hasta que se garantice que los niños han quedado bajo la protección y cuidado de una institución que cuente con las condiciones adecuadas para la atención y bienestar de los menores.