Sociedad

Teme ir a un estadio 46% de aficionados

De acuerdo con los resultados de una encuesta que presentó el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, son lugares a los que es peligroso asistir con la familia.
Víctor Chávez
13 abril 2014 21:4 Última actualización 14 abril 2014 5:0
Escenas de violencia en el Estadio Jalisco. (Cuartoscuro)

Escenas de violencia en el Estadio Jalisco. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. A raíz de los hechos violentos en el Estadio Jalisco, casi la mitad de la población en México -46 por ciento- considera que es altamente peligroso acudir hoy a cualquier partido de futbol con familia, y el 66 por ciento lamenta que lo anterior se debe a que las autoridades no hacen nada para garantizar la seguridad.

De acuerdo con los resultados de una encuesta que presentó este fin de semana el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, tres de cada 10 (28 por ciento) señala que es algo peligroso; uno de cada 10 (11 por ciento) piensa que es poco peligroso, y sólo el siete por ciento considera que es nada peligroso.

A la pregunta de qué tanto hacen las autoridades para que las normas de seguridad sean cumplidas en eventos deportivos, dos tercios de los participantes en el estudio (66 por ciento) responde que hacen poco o nada. Tres de cada diez (30 por ciento) dice que hacen algo o mucho.

Sobre las medidas específicas aprobadas en la Ley, se les preguntó a los entrevistados qué tanto éstas ayudarán a reducir la violencia en los espacios deportivos: siete de cada 10 (72 por ciento) considera que suspender los partidos cuando no se cumplan con las normas de seguridad es la acción más efectiva, un 65 por ciento asegura que aumentar la presencia policial en los partidos ayudaría más.

Además, seis de cada 10 (55 por ciento) piensa que credencializar a las porras y barras ayudaría. Un porcentaje similar (55 por ciento) señala que crear un padrón de aficionados violentos y prohibirles la entrada a todos los estadios sería mejor.

El equipo de investigadores del CESOP aplicó una encuesta telefónica con el propósito de obtener datos que permitan estudiar de qué manera la sociedad percibe el fenómeno de la violencia en los estadios, sobre los hechos ocurridos el 22 de marzo en el estadio Jalisco, cuando se suscitó un enfrentamiento entre barras de aficionados y policías.

Ante tal situación, el primero de abril el Congreso aprobó modificaciones a la Ley de Cultura Física y Deporte, llamada Ley en contra de la violencia en los estadios, con lo que se creó un nuevo delito llamado “violencia en el deporte” que prevé castigar hasta con cuatro años de cárcel a los aficionados o integrantes de las barras que participen en este tipo de actos violentos.