Sociedad

Sonora finaliza fase de emergencia por contaminación en ríos 

El gobierno federal y el de Sonora determinaron finalizar la fase de emergencia en la zona contaminada por el derrame de sustancias tóxicas por parte de Grupo México en agosto pasado, y decidieron implementar el de remediación de los daños.
Demian Duarte/ Corresponsal
04 noviembre 2014 18:39 Última actualización 04 noviembre 2014 19:2

HERMOSILLO.- El gobierno federal y de Sonora acordaron declarar el final de la fase de emergencia en la región del río Sonora afectada por los derrames de la mina Buenavista del Cobre de Grupo México y que se inicie la de remediación de los daños ocasionados por la contingencia reportada el 6 de agosto, ya que se considera que no existen fuentes de contaminación ni peligro alguno para la población.

Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social y comisionado especial del gobierno federal para atender el problema que afecta a siete municipios de Sonora y a la capital del estado, junto al gobernador Guillermo Padrés Elías cerraron 90 días de contingencia.

El funcionario federal aseguró que desde el pasado 27 de octubre, la empresa responsable entregó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales su proyecto para atender el daño ambiental de la región, mismo que está en proceso de evaluación.

Agregó que el reporte de Grupo México se someterá a la aprobación del gobierno de Sonora y de los habitantes de los municipios afectados a fin de que se ejecute en todas sus fases y la zona pueda recuperar sus condiciones normales.

Dijo que también la Procuraduría del Medio Ambiente aplicó multas que pueden ser consideradas ejemplares a la compañía, y que la primera de ellas fue por 40 millones de pesos, monto que dijo puede parecer menor, pero que de acuerdo con las nuevas leyes ambientales del país es considerable por ser la primera ocasión en que se logra determinar plena responsabilidad al respecto.

El comisionado especial aseguró que todos los gastos relacionados con la contingencia que afectó a más de 22 mil sonorenses corren y correrán por cuenta de la empresa Grupo México, y que más allá de las multas o el fideicomiso por 2 mil millones de pesos establecidos para el caso, la empresa deberá continuar aportando recursos hasta que todo daño ambiental, económico o social sea resuelto.

Navarrete Prida explicó que se ha revisado a conciencia si existe algún problema de toxicidad en los ríos Sonora, Bacanuchi y el San Pedro y los resultados han sido negativos, a la par de que se han normalizado situaciones que tiene que ver con el abasto de agua, riesgos a la salud de los habitantes, así como se ha resarcido ya una parte del daño económico, al grado de que el dinero que se ha destinado para los sectores agrícola, ganadero, de alimentos y turismo de los municipios en cuestión, equivale a 1.4 veces el valor económico que se genera en un año.